El gremio jurídico ha apoyado a las autoridades del gobierno de la Ciudad de México para lograr la justicia en el caso del asesinato del abogado Pablo González Kúsulas, ocurrido el pasado 22 de junio, afirmó el litigante Diego Ruiz Durán.

Pablo González Kúsulas fue asesinado presuntamente por un taxista que le suministró ciclopentolato, una sustancia contenida en las gotas oftálmicas, con la intención de robarle sus pertenencias, luego de que fue abordado al salir del Bar Palmas Karaoke de la colonia Nápoles.

Diego Ruiz Durán dijo que varios abogados se vieron involucrados en apoyar las carpetas de investigación, a fin de que se se realizaran investigaciones exhaustivas y dar con los responsables del asesinato. Resaltó el trabajo del director general de la Policía de Investigación (PDI) de la Procuraduría de la Ciudad de México, Omar García Harfuch; el Subprocurador de Averiguaciones Previas Centrales, Rodrigo de la Riva Robles, y los abogados de la víctima Pablo Campuzano de la Mora, Rodrigo Gurza y Ricardo Contreras.

“La familia de Pablo tiene el derecho de recibir toda la información que sea posible para dar con el paradero de los responsables de este delito, y gracias a todo el apoyo tanto de las autoridades, familiares y los abogados involucrados, los presuntos culpables ya se encuentran detenidos” aseguró Ruiz Durán.

Expresó que el gremio jurídico se unió para exigir a las autoridades una rápida, profesional y exhaustiva investigación de este caso, ofreciendo y poniendo a disposición todos sus recursos profesionales y personales.

Al momento, dos personas se encuentran detenidas por este hecho, uno de ellos el taxista que suministró las gotas al abogado Pablo González Kúsulas.

En noviembre de 2017, la Procuraduría capitalina ubicó a dos mujeres que buscaban en redes sociales a hombres de alto perfil económico, a quienes luego de contactarlos, les colocaban gotas en las bebidas para que perdieran el conocimiento y así poder robarles.

[email protected]