El presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró que en México no hay ninguna investigación abierta en contra del ex secretario de la Defensa Nacional, Salvador Cienfuegos, quien fue detenido en Estados Unidos acusado de delitos de narcotráfico.

En conferencia de prensa en Palacio Nacional, el mandatario federal expresó no tener conocimiento de que la Fiscalía General de la República (FGR) tenga procedimiento abierto contra Cienfuegos por delitos de narcotráfico, delincuencia organizada u operaciones con recursos de procedencia ilícita como presuntamente se le señala en Estados Unidos.

Debido a esa situación, por ahora, el gobierno mexicano no podría pedir la extradición del exsecretario de la Defensa Nacional, quien deberá concluir totalmente el procesamiento penal en su contra ante una Corte de Nueva York donde es requerido.

Según información revelada en medios de Estados Unidos, la Administración de Control de Drogas (DEA) no solicitó cooperación al gobierno mexicano en su investigación contra el general Salvador Cienfuegos.

Este viernes, el presidente López Obrador mencionó que hace unos días la embajadora de México en Estados Unidos, Martha Bárcena, le informó que Cienfuegos era blanco de una investigación en la unión americana; el presidente indicó que no se sintió sorprendido por esta situación.

A diferencia del general, el exsecretario de Seguridad federal Genaro García Luna sí cuenta con investigaciones por parte de la FGR debido a contratos presuntamente irregulares obtenidos en el gobierno de Enrique Peña Nieto para asesoría en materia de seguridad. Según el presidente López Obrador, una consultoría de Garcia Luna cobró 19 millones de dólares por un curso de 90 minutos.

jorge.monroy@eleconomista.mx