Tras asegurar en tres años su gobierno ha logrado ahorros por 1 billón 400,000 millones de pesos por combate a la corrupción y austeridad, el presidente Andrés Manuel López Obrador afirmó que pese a la pandemia de Covid-19, México cuenta con finanzas sanas, se aumentó la recaudación en 400,000 millones de pesos, por lo que, dijo, “estamos de pie”. Estimó que la economía crecerá este año a nivel de 6 por ciento.

En el Zócalo de la Ciudad de México, frente a miles de simpatizantes, y acompañado por integrantes de su gabinete, Gobernadores y legisladores de Morena, López Obrador presentó un informe con motivo de su tercer aniversario de toma de protesta.

En materia de economía y finanzas públicas, dijo que si bien se precipitó la crisis económica “por la época del neoliberalismo, hemos resistido a las adversidades y seguimos avanzando en la transformación” de México.

El presidente López Obrador resaltó como fortalezas económicas de México, el aumento de las remesas desde Estados Unidos, el potencial de crecimiento en el sector agropecuario, el aumento en la afluencia turística y la ventaja del Tratado comercial entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC) para atraer inversión extranjera.  

“No nos endeudamos”, expresó López Obrador, “no se nos cayó la recaudación, y esto permitirá mantener finanzas públicas sanas y suficientes para mantener proyectos estratégicos”, y resaltó el caso del Tren Maya, el Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles, la refinería de Dos Bocas y la modernización del Istmo de Tehuantepec.

Terminaremos de salir de la crisis económica. ¿En qué baso mi optimismo? Primero, en que no nos endeudamos como sucedió en otros países. Segundo, en que no se nos cayó la recaudación de ingresos. Esto nos permitirá mantener finanzas públicas sanas y suficientes para seguir impulsando el crecimiento y la creación de empleos”, dijo.

Expuso que casi todas las comunidades de México cuentan con un apoyo para mitigar la pobreza, y afirmó que su gobierno está cumpliendo con aumentar la pensión para 9 millones de adultos mayores en el país.

Indicó que a partir de enero aumentará el monto de becas a 11 millones de estudiantes desde preescolar hasta nivel superior, con una inversión de 75,000 millones de pesos anuales.

Sostuvo que en el último año su gobierno no ha contratado deuda adicional, y el peso no se devaluó como en tres décadas, aunque reconoció que en noviembre por factores externos la moneda nacional se depreció 4%; “de todas maneras no hay comparación con lo que sucedía en anteriores sexenios. Hay estabilidad en nuestra moneda”, refirió.

Planteó que por acuerdo con las cámaras empresariales, el salario mínimo aumentará el próximo en 22 por ciento.

En sus cifras, López Obrador dijo que se recuperaron 1 millón 395,000 empleos que se perdieron por la pandemia, por lo que fueron creados 320,000 empleos adicionales. “De modo que ahora se tiene la cifra más alta en cuanto a empleo formal”, mencionó.

Abundó que la pandemia no desembocó en una crisis de consumo gracias a las remesas y a los apoyos de los programas sociales de su gobierno. A su juicio, esto demostró que no se necesita financiar con recursos públicos a grandes empresas con el argumento de que si llueve arriba permea abajo; por lo que expresó: “que se vayan al carajo con ese cuento”.

El mandatario federal dijo que durante su sexenio aumentó la recaudación en 400,000 millones de pesos, y estimó que la economía crecerá cerrará este año con un crecimiento del 6 por ciento.

Indicó que por la cancelación de fideicomisos y otras medidas de austeridad, su administración ha generado ahorros por 1 billón 400,000 millones de pesos.

Argumentó que por cancelar el aeropuerto de Texcoco se generaron ahorros por 125,000 millones de pesos, menos 100,000 millones por liquidaciones, por lo que ese monto se financiará la construcción del Tren Maya con un costo estimado de 150,000 millones de pesos.

jorge.monroy@eleconomista.mx

kg