El presidente Andrés Manuel López Obrador ofreció este martes casas a las personas que viven a las orillas del Cerro del Chiquihuite, esto tras el desgajamiento ocurrido el pasado 10 de septiembre que dejó dos muertos y provocó el desalojo de los habitantes de más de un centenar de casas.

“Hoy en la mañana hicimos una revisión, porque hemos dado la instrucción de que se haga un estudio a fondo para hacer una valoración de riesgos, y hay casas que ya no pueden estar ahí, que es muy peligroso, entonces qué les ofrecemos, sus casas en otras partes, donde no corran riesgos, donde puedan vivir con tranquilidad”, indicó el mandatario federal durante su conferencia mañanera.

Dijo que se conseguirán terrenos para reubicar a los habitantes del Cerro del Chiquihuite y se construirán las casas que sean necesarias “para que no corran riesgo, porque lo más importante de todo es la vida”, señaló.

El Presidente indicó que ya se está terminando el estudio y ya dió la instrucción para obtener los terrenos necesarios para las casas. “Vamos a ponernos de acuerdo para que tengan casas como ellos lo merecen, lo requieren y no van a salir perjudicados, al contrario”, indicó.

López Obrador dijo que esto sería un estímulo para que las personas tomen la decisión de vivir en un lugar más adecuado “porque a veces tienen que estar ahí corriendo los riesgos porque no tienen otra forma, no tienen a donde ir”, señaló.

El pasado viernes 10 de septiembre se registró un desgajamiento del Cerro del Chiquihuite en el municipio de Tlalnepantla, Estado de México, lo que provocó que al menos tres casas quedaran sepultadas. Los hechos se registraron entre las calles de Las Cruces y de Legión Aconcagua, en la colonia Lázaro Cárdenas.

El saldo del accidente fue de dos muertos, dos desaparecidos y el desalojo de los habitantes de más de 100 casas.

Tras el accidente, las autoridades informaron sobre el riesgo de que se registren más deslaves en la zona.