El presidente Andrés Manuel López Obrador afirmó que no hay razones para que haya oposición en contra de su gobierno, y cuestionó a quienes se oponen a la construcción del Tren Maya.

En un evento esta tarde en Texcoco, Estado de México, donde se reunió con habitantes de comunidades indígenas, el mandatario federal pidió que no confundan —ni a él ni a su gobierno— con sexenios anteriores.

“No nos deben de confundir porque lo que quieren algunos que se consideran de izquierda es que nosotros hiciéramos lo mismo que lo que los de antes para poder señalar: ya ven son lo mismo, son iguales. Quieren meternos en el mismo costal.

“No se puede hacer oposición a un gobierno que está gobernando para servir al pueblo; si fuese un gobierno minoritario, un gobierno corrupto, opresor, se tendrían todas las razones para enfrentar a ese gobierno, pero nosotros estamos representando un gobierno honesto, democrático, un gobierno humanista y no vamos nosotros a cometer ninguna arbitrariedad”, aseveró.

En ese marco, López Obrador cuestionó que haya sectores de la sociedad, e incluso habitantes de comunidades indígenas, que se oponen a la construcción del Tren Maya.

A ellos les reclamó por qué no se opusieron en gobiernos anteriores a la entrega de concesiones para la explotación minera. Expresó que en su gobierno no se han dado ninguna concesión de ese tipo.

“Se dice: no al Tren Maya, porque va acabar con los árboles, con la selva. ¿Saben ustedes por dónde va a transitar el Tren Maya? Por la vía del ferrocarril que se construyó en el siglo pasado, en 1950, desde la Ciudad de México hasta Yucatán; existe la vía y ahora es un tren de carga, (…) por ahí se va a construir la nueva vía, se va a mejorar la vía que existe desde hace 70-80 años, no se va a afectar absolutamente nada, no se va a tumbar un árbol, pero ¿por qué esa oposición? Porque quieren que quedemos mal.

“Yo les pregunto a los que ahora se están oponiendo al Tren Maya: ¿por qué no se opusieron cuando los gobiernos neoliberales entregaron 90 millones de hectáreas para la explotación minera? Desde Salinas hasta el último gobierno federal. ¿Saben cuanto tiene nuestro territorio? 200 millones de hectáreas, y entregaron 90 millones, el 40% del territorio nacional. Y ahora los que se oponen al Tren Maya no dijeron nada absolutamente”, señaló.

López Obrador aseguró que si se trata de proteger el medio ambiente, su gobierno decidió cancelar el aeropuerto internacional en Texcoco, la siembra del maíz transgénico, así como el uso del fracking para la extracción de gas y petróleo.

“Por eso no tenemos ningún problema de conciencia. Llevo más de 40 años luchando en favor de los más pobres del país”, afirmó.

En su discurso, el Primer Mandatario refirió que durante su gobierno “no ha habido gasolinazos ni habrá gasolinazos”; expresó que “no aumentó la deuda pública en 2020 ni en el sexenio”; planteó que durante el sexenio se seguirán mejorando los salarios de los trabajadores y se va a terminar con el fraude electoral.

[email protected]