El presidente Andrés Manuel López Obrador afirmó que si no se aprueba la iniciativa de reforma eléctrica que propuso al Congreso, “si no se ordena el mercado eléctrico, va a producirse un caos”.

Durante su conferencia matutina en Palacio Nacional, López Obrador consideró que el caos que podría presentarse sería similar o peor al que se registra en España por los altos costos de la energía eléctrica que paga la ciudadanía.

“¿Para qué es la iniciativa? Para poner orden. Entre otras cosas, la política se inventó para poner orden en el caos, así como también se inventó para evitar la guerra. Entonces, lo que estamos planteando es: vamos a ordenar el mercado eléctrico, ya no es posible que de manera irresponsable se mantengan esos contratos, porque vamos a perder todos, todos.

“Yo le puedo decir a la gente que mientras estemos nosotros no van a aumentar las tarifas de energía eléctrica, vamos a sostener nuestros compromisos, sí”, sostuvo.

Afirmó que sin la reforma propuesta, su gobierno puede “paliar la situación dos, tres años ¿y hacía adelante? Quiebra por completo la Comisión Federal de Electricidad”.

El primer mandatario dijo que sin la reforma, “se va a venir una situación gravísima, entonces ¿por qué no ordenamos?”, se preguntó.

El titular del Ejecutivo federal reiteró que no son benéficos para el país los contratos vigentes de la Comisión Federal de Electricidad con particulares para producir energía.

“Para producir energía supuestamente limpia se hicieron estos negocios sucios. Empezaron a dar permisos y concesiones a todos y ahora las concesiones que hay significan producir muchísima más energía de lo que se necesita en el país. Pero hacia el futuro; pero, además, las líneas de transmisión no soportarían, no aguantarían el que se subiera toda esa energía de las concesiones que se otorgaron a particulares. Entonces, si no se ordena el mercado eléctrico, va a producirse un caos”, expresó.

La iniciativa presidencial propone en el artículo 25 constitucional que el sector público tendrá a su cargo de manera exclusiva las áreas estratégicas que se señalan en el artículo 28 —correos, telégrafos, radiotelegrafías, minerales radioactivos, litio y demás minerales estratégicos, generación de energía nuclear, electricidad y la exploración y extracción del petróleo—; y no constituirán monopolios las funciones que el Estado ejerza de manera exclusiva.

En los artículos transitorios se establece que la CFE es un organismo del Estado con personalidad jurídica y patrimonio propio, responsable de la electricidad en el sistema eléctrico nacional, así como de su planeación y control. Será autónoma en el ejercicio de sus funciones y en su administración. Estará a cargo de la ejecución de la transición energética en materia de electricidad.

rrg