A pesar de que el tema de las energías alternativas se han convertido en una bandera política, a veces sin medir las consecuencias fiscales o económicas de los cuantiosos subsidios que otorgan gobiernos a proyectos verdes o limpios, éstas también representan una oportunidad importante de inversión, con rentabilidades tanto financieras como de eficiencia en la economía del sector energético.

El caso en nuestro país cobra relevancia capital en virtud del futuro poco promisorio que se vislumbra con la producción petrolera. Tal como decía un conocido nuestro, estupendo economista, haciendo alusión a las tesis de Mancur Olson sobre recursos naturales, quizás lo mejor que le podría pasar a la economía mexicana es que se le acabe el petróleo. De hecho, ya hay personas e instituciones que dialogan sobre las oportunidades de inversión en sectores alternativos, por ejemplo, la energía eólica. Ello podría representar una fuente capital para la futura generación de electricidad, así como un mecanismo que genere cierta competencia espontánea en el sector. No por ello hemos visto inversiones de casi 2,000 millones de dólares en el rubro eólico. Tan solo el año pasado, a lo largo de varias zonas en el país, desde el noroeste hasta el sureste, destacando en especial el estado de Oaxaca.

De hecho, nuestro país tiene, junto con Brasil, el potencial más alto en AL para desarrollar estas energías con una oportunidad de duplicar la capacidad de producción de energía eólica en los próximos tres años.

La migración a energías alternativas es una tendencia global. A propósito, los próximos días 11 a 13 de mayo se estará celebrando un magno evento al respecto: Wind Power Mexico, donde destaca la participación de una amplia gama de jugadores- científicos, representantes políticos, inversionistas, empresas de generación de energía, bancos de inversión y académicos. Estos son los diálogos sobre el futuro de la energía mexicana que deben construirse, precisamente para dejar en el pasado todos los errores que surgieron con tabúes políticos, monopolios y corrupción. Para mayor información, busque el foro en la lista de eventos en el sitio http://www2.greenpowerconferences.co.uk.

El espíritu del encuentro es encontrar las fórmulas entre necesidad pública y oferta privada- con lo cual el sector eólico mexicano podría convertirse en un laboratorio que desmienta la mitología nacionalista alrededor de la energía en nuestro país.

Es un asunto, pues, de competitividad pero, a la larga o quizás no tan larga, también de competencia.

[email protected]