Algo anda mal en el PAN cuando Manuel Clouthier Carrillo renunció a la bancada blanquiazul en la Cámara de Diputados. La separación de Clouthier se dio después que la dirigencia de su partido lo vetara como precandidato a Senador con el argumento de que el legislador de ilustre apellido daba mala imagen al panismo al criticarlo públicamente.

¿No será al revés, el PAN da una mala imagen ante los ciudadanos al no soportar la crítica de uno de sus militantes?

Además, el legislador, ahora expanista, nunca ha criticado explícitamente al partido; primero expresó, hace dos años, una diatriba directa a la guerra contra el narcotráfico emprendida por el gobierno federal y su tolerancia a la narcopolítica en Sinaloa.

Recordarán los lectores que el hijo del legendario luchador blanquiazul Maquío, tirándose desde la tercera cuerda, calificó a su entonces correligionario Felipe Calderón como cabrón irresponsable según manifestó a la revista Proceso.

Hace unos días, al ser entrevistado por la reportera Anabel Hernández, de Reporte Índigo, Clouthier Carrillo declaró que el PAN está manejado por una mafia burocrática controlada por Felipe Calderón. Acusó a quienes ostentan el poder de usarlo para fines políticos, para distorsiones políticas, que es peor . Y aseguró que Calderón Hinojosa padece una enfermedad de poder tremenda y peligrosa . En su opinión, el Primer Mandatario no respetó el proceso interno del PAN y, dice: No va a respetar el proceso para elegir al nuevo Presidente de México ¡Sopas!

Por lo pronto, al exblanquiazul se lo pelean los morenos y los tricolores para que sea su candidato. ¿Con quién se irá, con melón o con sandía?

Algo anda mal en el PAN cuando el expresidente de su Comité Ejecutivo Nacional, otro Manuel, éste de apellido Espino, al ser entrevistado por Fernando del Collado -Tragaluz, Milenio TV- insinúa que el Jefe del Ejecutivo es rencoroso, que le ha hecho un gran daño al PAN, que lo formó políticamente. Y me parece que no ha hecho todo el beneficio que se esperaba de él al país .

Algo anda mal en el PAN cuando el precitado Espino, en la susodicha entrevista, ante la afirmación del entrevistador: Denuncia corrupción en el PAN y el gabinete ; responde: Eso se ha acreditado públicamente.

Yo simplemente conozco que la corrupción llegó al PAN, impuesta tal vez desde el gobierno . Enseguida, Del Collado, lo cuestionó: ¿Corruptos, Molinar, García Luna, Martínez y Nava? Y él únicamente se limitó a responder: He escuchado muchos comentarios en ese sentido . ¡Mole!

Lo dicho por Espino es penoso y espinoso.

Marranadas azules

Algo anda mal en el PAN cuando el diputado, Javier Corral Jurado, quien contendió el pasado domingo para ser candidato de Acción Nacional al Senado, denunció prácticas insultantes de acarreo durante la elección interna. Tenemos -manifestó el aspirante perdedor- un arsenal de fotografías, videos y testimonios escritos que documentan imágenes verdaderamente indignas de nuestro partido. Presentaremos todas las pruebas a la opinión pública, a las instancias del partido y, de ser necesario, a las autoridades electorales .

Algo anda mal en el PAN cuando, según Corral, Cruz Pérez Cuéllar, expresidente del PAN estatal, ganó el ejercicio electoral blanquiazul con elementos del PRI transportados desde las zonas más pobres de Ciudad Juárez, mientras que Carlos Borruel, que quedó en segundo lugar y que será el otro candidato a Senador, tuvo a su disposición el padrón de Oportunidades.

El actual Diputado, todavía panista -a éste no se lo pelean ni melón ni sandía: ¿qué tal que fuera cayendo en los brazos de la vieja del otro día mejor conocida como Elba Esther?-, se pronunció por dar la batalla en defensa de la dignidad panista, de su historia, de su tradición democrática . Anunció que la batalla apenas comienza.

Según información del reportero Álvaro Delgado, la compra y coacción de votos, robo de urnas, embarazo de ánforas, acarreos, uso de recursos públicos, condicionamiento de programas y amenazas a servidores públicos no sólo ocurrieron en Chihuahua. En Lagos de Moreno, Jalisco, a decenas de campesinos, transportados en autobuses, se les ordenó por quién votar a cambio de una torta. (En este aspecto, el PAN ha resultado mejor que el PRI. No es lo mismo acarrear gente en autobuses que en camiones de redilas).

Algo anda mal en el PAN cuando en Guanajuato, el pasado 5 de febrero, las corporaciones panistas, con El Yunque por delante, se impusieron para hacer ganadores a los candidatos que salieron del forro de sus pantalones. Hemos convertido el voto en una mercancía dijo el derrotado candidato a Senador Javier Usabiaga, el Rey del Ajo al que mandaron al carajo. ¿Para qué? Para que rimara...

En la misma entidad, el doctor José Ángel Córdoba Villalobos, exsecretario de Salud, aspirante perdedor a la candidatura a Gobernador, manifestó que en la guanajuatense fue una elección de Estado. (Don José Ángel, que andaba dubitativo en irse a otro partido y, de plano, mandar al PAN a la estancia palenqueña de López Obrador, finalmente se alineó por la derecha y forma parte ya de las huestes de Josefina Vázquez Mota).

Algo anda mal en el PAN cuando sus militantes dicen comer democracia y eructan autoritarismo presidencial. A pesar de sus principios y los deseos de sus fundadores, Acción Nacional devino en una institución política donde, parafraseando al filósofo de Güémez, se habla de democracia pero la palabra del Jefe es mayoría.

Caminos de Michoacán

Algo anda mal en el PAN cuando Luisa María Calderón, Cocoa, propuso a su equipo de trabajo durante la contienda interna panista por la candidatura a la gubernatura de Michoacán derrotar a billetazos a su contendiente Marko Cortés, según una grabación difundida por el diario Provincia de Morelia.

Cocoa, que en un principio se dijo sorprendida por la grabación -le faltó, a la manera del góber precioso, decir que sí era su voz pero ella nunca ha dicho ay, güey ni lo volverá a decir-, ha decidido acusar al PRI por espionaje. Presentaré -amenazó- una denuncia por espionaje contra quien resulté responsable, así se trate del propio presidente del PRI, Pedro Joaquín Coldwell -quien por cierto en la fecha de la grabación sólo era Senador y no dirigente-, porque si de algo estoy convencida es que este tipo de actos ilegales no pueden dejarse pasar .

Con la declaración que usted acaba de leer, la primera hermana de la nación pone en evidencia la doble moral panista. Por un lado, ofrece billetazos -sería conveniente saber la procedencia de los billetes- y por otro, se dice espiada por el PRI cuando lo más probable es que la grabación haya salido de su propio partido donde, sin duda, algo anda mal, cuando las batallas preelectorales internas se han vuelto un cochinero. Cuando tienen tanta ropa sucia para lavar en casa.

La tienda de enfrente

En el almacén tricolor -de mañas y corruptelas- preparan un contraataque para la guerra de lodo anticipada con la sospecha de la que son objeto los tres exgobernadores de Tamaulipas. A nombre del Congreso de Baja California, el diputado priísta Jorge Lozano Pérez exhortó a la Procuraduría General de la República a iniciar una indagatoria contra los exgobernadores panistas de dicha entidad: Ernesto Ruffo y Eugenio Elorduy, por presuntos nexos con el narcotráfico. Es decir, dos bajacalifornianos por tres tamaulipecos: ojo por ojo. Que se dejen de cuentos, si el PRI de verás quiere perjudicar al PAN, que lo demande ante el Instituto Nacional del Derecho de Autor por plagio de prácticas políticas. Esto es: que el ala cínica del tricolor demande al ala triste del blanquiazul.