Muchas incógnitas abiertas deja el caso de falsa vacunación que quedó evidenciado este fin de semana en la ciudad de México.

La primera es: ¿cuántas dosis habrá dejado de aplicar esa enfermera del IMSS a otras personas antes del momento en que fue descubierta? Porque en medio de tantas irregularidades en torno a la inmunización antiCovid, es difícil pensar que haya sido un error o un caso aislado de una enfermera.

Es de esperarse que no haya sido la primera vez que esa enfermera simuló vacunar sin haber aplicado la dosis.

Al mismo tiempo, la pregunta básica es ¿qué hacía con las dosis no aplicadas? ¿Las regalaba?, ¿las vendía? Y ¿actuaba sola o lo hacía en confabulación con otros colegas o, peor aún, con sus superiores?

Fue tema obligado de sobremesa este domingo y la gran sospecha que queda en el aire es en torno a una posible red de corrupción al interior del Instituto Mexicano de Seguridad Social o del Sector Salud. E hizo rememorar el robo hormiga de medicamentos.

Con todo lo sucedido se quedó muy corta la reacción del IMSS y la Secretaría de Salud de la ciudad de México pues un comunicado indicando sencillamente que retiraron a la enfermera fue totalmente insuficiente. Como si hubiera sido un error común. Se trata de un engaño que para todos a simple vista es indignante y obliga, como mínimo, a un castigo ejemplar que genere desincentivos para que entre el personal quede muy claro que algo así no puede volver a suceder.

Discriminación a médicos de práctica privada

La carencia en México de un plan de vacunación antipandemia para el personal de salud está llevando a situaciones extremas indignantes.

Hasta ahora la limitada estrategia de vacunación del Gobierno mexicano que ha discriminado a médicos de hospitales privados, es inentendible y revela cuando menos mezquindad de parte de la autoridad y una absoluta falta de reciprocidad hacia quienes ejercen fuera del sector público.

A mediados del 2020 el presidente López Obrador se mostró agradecido con los hospitales privados que entraron a respaldar la atención No Covid bajo un acuerdo de colaboración público-privada lo cual fue gran respaldo que evitó entonces colapsara el sistema hospitalario centrado en atender la pandemia; ha continuado sólo en el IMSS que fue el que más lo aprovechó.

Tras esa colaboración positiva se pasó a un castigo sin razón contra hospitales privados dejándolos fuera del plan de vacunación; no sólo impidiéndoles participar, sino ni siquiera permitiéndoles ser inmunizados. Los representantes de la industria hospitalaria están atados de manos y se han quedado inexplicablemente callados; hasta ahora no han exigido lo suficiente para inocular a su personal.

Hasta febrero, la cobertura de vacunación en el sector salud privado se estimaba en 30% y a la fecha no ha avanzado gran cosa. De médicos y enfermeras se calcula que acaso la mitad esté inmunizada.

Aparte están cientos de miles de profesionales de salud que ejercen en forma independiente, tales como odontólogos, enfermeros, personal de ambulancias, paramédicos, laboratoristas, incluidos médicos de 17,000 consultorios adyacentes a farmacias, a donde recurren muchos pacientes temerosos de acercarse a los hospitales. No se olvide además el personal de intendencia, auxiliares y de seguridad que trabaja en hospitales.

Lo sucedido el sábado en la Escuela Médico Naval en la ciudad de México hizo visible la enorme cantidad de personal médico implorando ser vacunado. Se corrió la voz de que había un excedente de 500 vacunas de Pfizer descongeladas que debían aplicarse en cuestión de horas, y que se podían aplicar a médicos privados, y pues llegaron por miles. Al final la gran mayoría se quedó frustrado sin ser vacunado. Y ya empezaron a movilizarse; esta semana empezarán a hacerse notar.

No tenemos suficientes vacunas para combatir el SARS Cov2, pero eso sí, ya acumulamos infinidad de irregularidades. A lo ya mencionado, le podemos agregar los casos de vacuna robada y la supuesta vacuna rusa apócrifa aplicada en Campeche.

@maribelrcoronel

maribel.coronel@eleconomista.mx

Maribel Ramírez Coronel

Periodista en temas de economía y salud

Salud y Negocios

Comunicadora especializada en salud pública y en industria de la salud. Cursando la maestria en Administración en Sistemas de Salud en FCA de la UNAM.

Fundadora en 2004 de www.Plenilunia.com, concepto sobre salud femenina. Me apasiona investigar y reportar sobre salud, innovación, la industria relacionada a la ciencia, y encontrarle el enfoque de negocios con objetividad a cada tema.

Lee más de este autor