Muchas industrias han hecho del reciclaje y la reutilización del agua y las aguas residuales una prioridad absoluta por los numerosos beneficios y ventajas que ofrece en términos de tiempo, dinero, recursos y protección de nuestro medio ambiente.

La reutilización del agua en la industria tiene el potencial de reducir los costos de suministro de agua y tratamiento de aguas residuales por parte de las industrias y reduce la presión sobre los recursos hídricos disponibles en el país.

De acuerdo con la CONAGUA, el 14% de los recursos hídricos en México son utilizados por el sector industrial. Naturalmente, la agricultura es el que mayor porcentaje requiere, alrededor del 70%. Para tener una mejor perspectiva sobre el uso del agua por parte de las industrias, se usan alrededor de 250,000 de litros de este elemento en la producción de tan solo un automóvil.

Como todos sabemos, el agua es el recurso básico para la sociedad moderna. No sólo es la causa de la existencia de la biodiversidad, sino que es la materia prima de numerosos procesos en todas las industrias. Siendo un recurso finito, su consumo desmedido e irresponsable ha provocado que las fuentes que lo proporcionan comiencen a escasear con los problemas ambientales que esto provoca.

Beneficios de reusar el agua para las industrias

Reduce el impacto al medio ambiente: Existen diferentes procesos que separan líquidos y sólidos que son usados por una amplia diversidad de industrias, muchas de las cuales están desarrollando y aplicando activamente estrategias para la conservación del agua y la reutilización del agua y las aguas residuales.

Reduce la demanda y la presión sobre el suministro de agua: La agricultura es uno de los principales consumidores de agua. El uso de aguas residuales recicladas y tratadas puede aliviar la presión sobre los suministros de agua dulce utilizados para fines agrícolas, como el riego de cultivos, el paisajismo comercial y residencial, el riego de campos de golf públicos y privados, y los viveros y la horticultura.

Elimina la necesidad de transportar el agua: El reciclaje y la reutilización de las aguas residuales industriales in situ se considera ahora una práctica empresarial inteligente, que ayuda a las empresas a ser más rentables y eficientes. El transporte de aguas residuales a instalaciones externas es muy caro. Cuando las instalaciones industriales reciclan las aguas residuales in situ para reutilizarlas en diversos procesos industriales, ahorran considerablemente en costos de transporte, eliminación y energía. El reciclaje y la reutilización de las aguas residuales es una vía económica para satisfacer las demandas de agua a gran escala de las industrias, sobre todo aquellas que hacen un uso extremadamente intensivo del agua.

Hace más rentable a la empresa: Hacer un bien al medio ambiente minimizando la contaminación es una de las principales ventajas de utilizar tecnologías de filtración que ayudan a la reutilización y el reciclaje de las aguas residuales. Además, la aplicación de estrategias de reutilización de aguas residuales le permite evitar las costosas multas asociadas al incumplimiento de las estrictas normativas de vertido de aguas residuales. Ser una empresa consciente del medio ambiente va de la mano de la rentabilidad.

Casi cualquier empresa puede incorporar medidas para la reutilización de las aguas residuales. Aunque las medidas de reutilización directa pueden ser relativamente fáciles de aplicar, el coste de la implantación de sistemas de tratamiento de aguas residuales puede prohibir el reciclaje de estas en una empresa.

Es casi imposible identificar una sola industria que no requiera del uso del agua en alguno de sus procesos, ya sea como ingrediente o materia prima, para calentar, enfriar o fabricar. Debemos reconocer que ninguna industria está libre de enfrentar retos de escasez hídrica, desde alimentos y bebidas hasta productos químicos, petróleo y gas, energía, minería o papel. Por lo que adoptar soluciones que propicien el reúso de los recursos e inclusive su valorización dentro de la misma cadena de valor es parte de las estrategias de negocio.

*El autor es vicepresidente ejecutivo para América Latina de SUEZ.