Estimado lector ¿Alguna vez imaginaste cómo sería el año 2020?

Para quienes éramos menores de edad a finales del milenio pasado, el 2020 sin duda sonaba “al futuro”, un futuro que imaginábamos próspero, equitativo, lleno de tecnología (coches que se manejan solos, viajes al espacio, aparatos de comunicación inteligentes, videoconferencias portátiles, robots, quizá patinetas que flotaban con magnetismo, entre otros). Lo que nunca imaginamos fue que el antojo de una persona por un consomé de murciélago en el otro lado del mundo podría ser responsable de que un enemigo diminuto y silencioso iniciara una pandemia con millones de víctimas y que ha mantenido confinados por meses a otros tantos millones, pero que también ha dejado a la “modernidad” desnuda.

Esta pandemia ha probado que los avances científicos aún son limitados, en tanto la comunidad científica no ha logrado encontrar ni cura, ni vacuna definitiva contra el virus SARS-COV2 a casi un año de que éste infectara al primer ser humano en China.

La pandemia, el paro económico consecuente, las terribles muertes y el confinamiento ocurridos en cada lugar de este planeta nos ha hecho, voluntaria o involuntariamente, reflexionar sobre nuestra existencia, sobre el pasado y sobre nuestro futuro.

Y el futuro es algo que en la Asociación Mexicana de las Administradoras de Fondos para el Retiro (Amafore) tomamos muy en serio y en el cual pensamos todo el tiempo. Las Afores somos una industria que se dedica a cuidar y multiplicar los ahorros de los trabajadores mexicanos para procurar que todos tengamos el mayor ingreso posible al llegar la edad de retiro, justamente en el futuro. En un sistema de pensiones de cuentas individuales como el que tenemos, las personas vamos ahorrando dinero a lo largo de nuestra vida laboral con la intención de llegar a tener la pensión que deseamos. Por todo lo que pensamos y analizamos sobre el futuro, en la industria de las Afores no nos cansamos de repetir que el retiro es una tarea de jóvenes.

Se requieren varias décadas para lograr revertir el gravísimo daño que hemos hecho al planeta en materia ambiental y para transformar el modo de producción vigente que nos ha llevado a un alto nivel de deterioro ecológico, a grandes niveles de desigualdad entre las personas y a que haya muchos grupos vulnerables excluidos del sistema económico o de las políticas públicas. Poder ahorrar suficiente para tener una pensión que te permita vivir tranquilamente en el retiro, sin ser una carga para tus familiares, también lleva tiempo, se requieren decenios para lograrlo.

Es por este motivo que en las Afores tenemos una responsabilidad y compromiso con el futuro, con el de México y con el de las y los mexicanos. Es imperativo que hagamos conciencia sobre lo que se necesita para que en realidad haya un mejor mañana. Por ello, el próximo 2 de diciembre, de forma completamente gratuita, las Afores haremos un enorme esfuerzo para poder celebrar un encuentro digital con el mayor número posible de personas para que vean y escuchen a expertos nacionales e internacionales de primer nivel que reflexionarán sobre temas como la reforma al sistema de pensiones, equidad e inclusión social, finanzas verdes, transformación digital, entre otros y nos darán sugerencias muy puntuales y prácticas.

Creo que el año 2020 ha sido una dura llamada de atención al mundo para que despertemos, para que salgamos del letargo en el que a veces parece transcurrir la vida y a que todos emprendamos con sentido de urgencia y de responsabilidad un camino de transformación profunda a partir de una sola convicción, la convicción de que el futuro se construye hoy.