En días pasados CIU publicó una interesante nota sobre los modelos de negocio de las plataformas de streaming. Vale la pena echarle un rápido vistazo.

Se calcula que en México el año pasado, consumieron contenidos por streaming 44.3 millones de personas, 14.8% más que en 2018. Esto significa que poco más del 50% de los usuarios de internet (52.1%) conforman la audiencia de estas plataformas. Sin embargo, las mismas están conformadas bajo distintos modelos económicos. Aquí hay algunos de ellos.

Plataformas con financiamiento publicitario

Este es un modelo de negocios que en inglés recibe el nombre de Advertising Video on Demand (AVOD), en el que el usuario obtiene de manera “gratuita” el acceso a los contenidos, pero estos contienen inserciones de publicidad. Ejemplos de este modelo de negocios son YouTube, Dailymotion, Facebook Watch e IGTV.

Plataformas de suscripción mensual

Este modelo se ha popularizado en nuestro país desde la incursión de Netflix en 2011. Las plataformas de video bajo demanda por suscripción o Subscription Video on Demand (SVOD por sus siglas en inglés), reciben precisamente esta denominación al requerir un pago mensual, para tener acceso a los contenidos.

Este segmento de mercado que generó ingresos por $ 17,032.6 millones de pesos (US$ 883.9 millones de dólares) en 2019, cifra 14.5% superior al año previo, así como 38.3 millones de usuarios al mismo periodo.

En este muy dinámico segmento encontramos a jugadores como Netflix, así como plataformas de empresas de mexicanas como Blim TV (Televisa), Claro Video (América Móvil), HBO Go (WarnerMedia), Fox Premium (Disney) y la entrante Paramount+ (ViacomCBS).

Compra/Renta de contenidos

El modelo transaccional de video bajo demanda o Transactional Video on Demand (TVOD por sus siglas en inglés) refiere a la posibilidad de que los usuarios adquieran de manera temporal (renta) o permanente (venta) los contenidos puestos a disposición en plataformas digitales.

El pago por evento o ‘Pay Per View’ (PPV en inglés) también entra en este segmento, por el que se ofrece el acceso a contenidos en vivo como encuentros deportivos y conciertos.

Ejemplos de estas plataformas: Apple iTunes, Google Play, Cinépolis Klic, Microsoft Store y Playstation Store, Amazon Prime Video y YouTube

Programación lineal/En Vivo en plataformas digitales

Este modelo lo proveen empresas de TV restringida u operadores convergentes y programadores, al ofrecer la posibilidad de ver canales y/o contenidos de video bajo demanda contratados a través de plataformas digitales.

Esta vía de acceso se conoce como TV Everywhere (TVE) en inglés y generalmente funciona a través de suscripciones.

En México, diversos operadores de TV de paga han incursionado en este segmento. Por ejemplo, Sky cuenta con Blue To Go, izzi con izzi go, también encontramos a Xview de Megacable. Dish OTT/Móvil, Totalplay con su plataforma multidispositivo, el recién llegado DIRECTV Go con una oferta puramente de TVE y Ultra TV de Ultravisión.

Acceso anticipado a los estrenos de cine

Finalmente, los grandes estudios ofrecen sus producciones en plataformas digitales días o semanas previas a su estreno en cines. Este modelo es conocido como Premium Video on Demand (PVOD).

Este modelo ha sido implementado por jugadores como WarnerMedia, Fox y NBCUniversal. Este último debutó la película “Trolls World Tour” en plataformas PVOD en abril pasado debido a la pandemia.

Aunque Netflix, WarnerMedia y Disney han comenzado a privilegiar el estreno de sus producciones originales en sus respectivas plataformas de streaming, se pronostica una coexistencia de los distintos modelos de acceso a contenidos, tradicionales y digitales.

En esta dinámica industria, los cambios y la innovación los cambios son la única constante.

Antonio Aja

Columnista

Showbiz