El presidente Andrés Manuel López Obrador observa un estado de ánimo ambivalente respecto del Banco de México (Banxico).

Por un lado, tiene claro el enorme valor de la autonomía del banco central, en el ámbito financiero internacional y nacional.

Y por el otro, con sus actitudes y expresiones, deja ver que la autonomía del instituto central le estorba.

Cuando ganó las elecciones y habló por primera vez como candidato triunfante, el respeto a la autonomía del Banxico fue uno de los enunciados que destacó entre los temas económicos.

El mensaje obviamente no era para los miles de mexicanos que eufóricos se concentraron en el zócalo para festejar su triunfo y escuchar su discurso. Iba dirigido claramente al mundo del dinero: a los mercados, a los empresarios y a los banqueros.

Ahí mismo, mencionó que mantendría la disciplina fiscal; que habría libertad empresarial y se reconocerían los compromisos contraídos con empresas y bancos nacionales y extranjeros.

A partir de entonces, el jefe del Ejecutivo ha reiterado insistentemente que respeta la autonomía del Banxico.

Sin embargo, apenas inició su gobierno, lanzó sugerencias públicas para que el Banxico impulse el crecimiento económico.

Sus declaraciones generaron elucubraciones sobre su presunta intención de proponer el mandato dual para la institución.

El mandato único del Banxico es el de preservar el poder adquisitivo de la moneda nacional.

Por otra parte, al presidente de la República le han molestado el análisis y propuestas del instituto central.

En agosto pasado, a propósito del comunicado de política monetaria del banco central en el que el instituto destacó el estancamiento de la economía nacional y llamó al gobierno federal a atender el deterioro en la calificación crediticia soberana y de Pemex (que días pasados fueron degradadas), así como cumplir las metas fiscales para el 2019, el presidente López Obrador respondió que “en el Banxico opinan más de la cuenta”.

Hace apenas unos días, el jefe del Ejecutivo citó en Palacio Nacional al gobernador del Banxico, Alejandro Díaz de León, para pedirle por adelantado el remanente de operación de la institución. El banquero central le explicó las reglas de operación y los tiempos con los que el Banxico opera y, en palabras menos técnicas, le dejó claro que no se puede hacer tal adelanto.

Y en los últimos dos días, el presidente López Obrador ha lanzado dos advertencias al Banxico: 1.- Que lo estará vigilando para que no utilice las reservas internacionales, para rescatar a las grandes empresas; que las reservas no son del Banxico, sino de la nación. 2.- Que el Banxico no utilice las reservas para detener la depreciación del peso.

Lo cierto es que la inyección por 750,000 millones de pesos que anunció el Banxico para proveer liquidez a los mercados financieros no tienen nada que ver con las reservas internacionales. Son recursos de los propios bancos que, en virtud de modificaciones a la regulación, podrán utilizar.

Y por la otra, el Banxico no defiende un tipo de cambio predeterminado.

Ojalá que la autonomía del Banxico continúe siendo respetada por el presidente de la República, su valor es de enorme importancia para el país.

Televisa, medidas inéditas

Emilio Azcárraga Jean, Bernardo Gómez y Alfonso de Angoitia, presidente del consejo y CEOs de Televisa, son los primeros en México en recortar en 50% sus sueldos frente a la crisis sanitaria por la pandemia del Covid-19 y sus efectos dañinos para la economía mexicana y las empresas. Hasta ahora, no se conoce de ninguna otra empresa en México que tome una decisión similar.

Sí se ha visto que lo han hecho otras empresas en Estados Unidos, pero es el primer caso en México.

Azcárraga es el presidente ejecutivo de la empresa y Gómez y De Angoitia son copresidentes ejecutivos, desde finales del 2017. Televisa realiza un agresivo plan de austeridad y reducción de costos que incluye disminuciones importantes a las compensaciones ejecutivas, entre otras medidas.

Consciente de la recesión que se avecina, Televisa está tomando las previsiones correspondientes.

Marco A. Mares

Periodista

Ricos y Poderosos

Ha trabajado ininterrumpidamente en periódicos, revistas, radio, televisión e internet, en los últimos 31 años se ha especializado en negocios, finanzas y economía. Es uno de los tres conductores del programa Alebrijes, Águila o Sol, programa especializado en temas económicos que se transmite por Foro TV.