Sobre advertencia no hay engaño. El sistema de pensiones que administran actualmente las afores será revertido.

No se sabe exactamente qué camino tomará el gobierno lopezobradorista, pero sí está anticipando que se revertirá el esquema privado de pensiones, implícitamente se puede entender que las afores serán estatizadas.

Es decir, si al actual gobierno mexicano no le gusta que los ahorros de los trabajadores sean administrados por empresas privadas, lo más probable es que proponga que las administre el Estado.

¿Será que el presidente Andrés Manuel López Obrador pasará a la historia como el presidente que estatizó el sistema privado de pensiones? En 1982, el entonces presidente José López Portillo estatizó la banca y profundizó la crisis económica que había estallado en el verano previo al caer el precio internacional del petróleo a  4 dólares por barril. López Portillo cerró así el ciclo de los gobiernos populistas en México. Luego llegaron al gobierno mexicano los tecnócratas, hoy mejor conocidos como neoliberales.

El gobierno lopezobradorista ha reiterado su fobia a todo lo neoliberal y sus reformas económicas. Y ha actuado en consecuencia y, por lo que dijo  ayer 9 de junio, respecto a las afores, revertirá el esquema privado.

El coordinador de la bancada de Morena en el Senado, Ricardo Monreal, dijo que el sistema de afores requiere de una cirugía mayor y no se puede patear el bote hacia las próximas generaciones.

Resulta obvio que el gobierno y partido en el poder buscarán algún esquema que le permita al gobierno utilizar la enorme bolsa de recursos que contienen las afores para los proyectos de la 4T.

¿Qué implicaría la estatización de las afores? Implicaría un fuerte golpe a los inversionistas nacionales e internacionales.

De acuerdo con expertos en el sector, el valor de los títulos que no son del gobierno automáticamernte valdrían cero.

Es decir implicaría una destrucción de riqueza por 2.5 billones de pesos. Esa cantidad corresponde a los activos que no son títulos gubernamentales y que están invertidos en CERPIs, CKDs, Fibras, acciones de empresas nacionales e internacionales.

¡El monto total de recursos que administran las afores son de los trabajadores, incluído lo que está invertido en activos no gubernamentales!

La premisa de la que parte el presidente de México es que el actual sistema de pensiones ha dañado a los trabajadores. En consecuencia buscará revertirlo.

Sin embargo, en el fondo, más que el interés por mejorar el ahorro de los trabajadores, lo que resulta evidente es que al gobierno lo que realmente quiere es “administrar” los 4.7 billones de pesos que han acumulado los más de 66 millones de mexicanos que tienen una cuenta

Las 11 iniciativas que en los últimos meses se han registrado tienen el  mismo común denominador: revertir el actual sistema privado de pensiones. El presidente López Obrador ratificó ayer 9 de junio, su intención de revertir la reforma de pensiones porque desde su punto de vista el modelo de afores resultó dañino para el país.

El Jefe del Ejecutivo anunció que impulsará cambios en el Congreso para revertir diversas reformas, entre ellas la del sistema de pensiones.

Propondrá varios cambios —dijo— para darle marcha atrás tal y como ocurrió con la reforma educativa.

López Obrador dejó muy clara su perspectiva: “Todas las reformas que hicieron (los gobiernos neoliberales) a la Constitución fueron para perjudicar al pueblo y beneficiar a una minoría”.

Luego afirmó que para los próximos años 2024-2025, los trabajadores recibirán la mitad de su salario, si no se hace una reforma al sistema de pensiones. Esto último es esencialmente cierto, aunque su cálculo se queda corto. Sin una reforma de gran calado que permita aumentar la aportación del 6% al 15%, los trabajadores recibirán jubilaciones de sólo el 30% de su último salario en activo. Sin embargo, la solución al problema, desde el punto de vista de los analistas, es la mejoría del sistema no su aniquilación. Vía Twitter, el bufete Yllanes Ramos, que representa a Concamin en la Consar, recordó que: 1.- El ahorro interno  es indispensable para la estabilidad económica del país y está en el SAR; 2.-El planteamiento (presidencial) desincentiva el ahorro voluntario; la posibilidad de que los patrones aporten más; y afectará los rendimientos y el ahorro. Su propuesta, advierte al Jefe del Ejecutivo, es inviable.

Hoy, el gobierno mexicano está en la disyuntiva: o toma una decisión drástica como puede ser la expropiación de los ahorros de los trabajadores mediante la estatización de las afores o toma la alternativa de fortalecer al actual sistema de pensiones que tiene 23 años de experiencia administrando y mejorando el rendimiento de los ahorros. Veremos qué camino toma.

Marco A. Mares

Periodista

Ricos y Poderosos

Ha trabajado ininterrumpidamente en periódicos, revistas, radio, televisión e internet, en los últimos 31 años se ha especializado en negocios, finanzas y economía. Es uno de los tres conductores del programa Alebrijes, Águila o Sol, programa especializado en temas económicos que se transmite por Foro TV.