Estamos a escasas dos semanas de que se termine el 2020, un año que ha transitado lento y muy complicado para la mayoría. Para otros, este año ha sido de grandes oportunidades y crecimiento extraordinario.

Arrancamos el año con la firma de un acuerdo comercial entre China y Estados Unidos para dar fin a la guerra comercial que ambos países habían venido librando desde el 2018 y que había significado grandes afectaciones a la perspectiva de crecimiento económico a nivel global, lo que en su oportunidad se tradujo en fuerte volatilidad en los mercados financieros.

Cuando se pensaba que la economía mundial retomaría la senda del crecimiento, fue precisamente en China donde se tuvieron las primeras noticias de un virus altamente contagioso que termino convirtiéndose en una pandemia global, el Covid-19.

Solo en las películas de ciencia ficción habíamos escuchado sobre un fenómeno de este tipo, en el que los países tomaron la decisión de cerrar sus fronteras afectando el comercio y la economía de todo el planeta, impactando de manera muy negativa a los niveles de empleo, crecimiento económico y a los mercados financieros en general.

Tan solo para que se den una idea, el FMI estima que la economía global se contraerá un 4.4% en este 2020, mientras que Estados Unidos lo hará en un 4.3%, la Zona del Euro en 8.3%, donde destacan países como Francia con una contracción del 9.8%, Italia 10.6% y España un 12.8%. Por su parte, Japón caerá un 5.3%, India un 10.3%, mientras que en América Latina, Brasil caerá un 5.8% y México prácticamente un 9.0%.

Por su parte, los Bancos Centrales de las principales economías decidieron aplicar la misma receta utilizada en la crisis anterior, la cual consistió en inyectar impresionantes cantidades de liquidez a los mercados y tener una política monetaria laxa con el firme propósito de reactivar el consumo y recuperar los empleos perdidos durante la larga cuarentena; sin embargo, ante las quiebras de empresas grandes y pequeñas de todos los sectores, y en consecuencia a la pérdida de empleos, gran parte de esos recursos no se reciclaron a la economía, sino se quedaron en los mercados financieros en manos de los fondos de inversión que se enfocaron en buscar baratas que les pudieran generar buenos rendimientos.

Así, tras ver al petróleo caer a niveles históricamente bajos en el mes de abril, menos 37 dólares/barril, lo vimos resurgir con fuerza, el precio de los granos ha tenido incrementos de dos dígitos en el segundo semestre del año, a las bolsas accionarias caminar en territorio positivo, tras las fuertes caídas del primer semestre, e inclusive, inversiones alternativas que habían caído a niveles muy bajos, como es el caso del Bitcoin, han resurgido con fuerza en fechas recientes.

Sin duda, acciones de sectores como el turístico, aviación y manufactura de automóviles han sufrido fuertes caídas en su cotización, mientras que otras, como Zoom han tenido espectaculares crecimientos de 513.77%, o Amazon que ha avanzado más de un 78% en su cotización en este año. Sin duda las pérdidas de unos se convierten en las ganancias de otros y en medio de esta crisis hay oportunidades.

La política monetaria y fiscal ha resultado un arma de doble filo, ya que la deuda de los países se ha incrementado en forma sustantiva. Estados Unidos tiene una deuda externa que representa ya 126.48% de su PIB, Alemania 169.14%, Japón 93.09%, Reino Unido prácticamente 289%, por mencionar algunos, y eventualmente, alguien tendrá que pagar esa deuda.

Cerramos el año en semáforo rojo, con la expectativa que ha generado el inicio de la vacunación contra el Covid y con fuerte liquidez en los mercados.

El 2021 iniciará con un nuevo Presidente en los Estados Unidos, con la posibilidad de tener mayores estímulos para reactivar la economía, y la promesa del inicio de la recuperación económica; sin embargo, el camino de la recuperación será largo, lento y con gran volatilidad en los mercados, pero juntos saldremos adelante.

Les deseo un año nuevo con salud, éxito y lleno de coberturas para enfrentar la volatilidad.

Nos vemos en el 2021.

www.gamaa.com.mx

aga@gamaa.com.mx