El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, le dio portazo a la iniciativa privada.

No sólo rechazó la propuesta del CCE para realizar un acuerdo nacional. Incluso anunció que será la secretaria de Economía, Graciela Márquez, y no él, quién reciba a los integrantes del sector empresarial.

De esa manera, la interpretación del dirigente cupular Carlos Salazar, de hace un mes, se hizo realidad.

El pasado 7 de abril, al iniciar las mesas de trabajo de los sectores sociales para elaborar una propuesta alternativa, el dirigente de la cúpula de cúpulas resumió en una frase el status de la relación del presidente de México con las organizaciones empresariales: “la puerta se cerró” dijo lacónicamente.

Ayer, en la conferencia mañanera el Jefe del Ejecutivo lo confirmó con su negativa implícita a recibirlos directamente. Les dió un portazo.  Las declaraciones del mandatario dejaron ver que no le gustó “el modito” del empresariado mexicano para buscar alcanzar un acuerdo.

Las expresiones del presidente de la República dejan claro que no acepta ni aceptará ninguna idea o propuesta proveniente del sector privado.

Aseveró que ningún grupo impondrá la política económica, porque la Constitución Política Mexicana prevé la rectoría del Estado en la búsqueda del desarrollo.

Y advirtió que no rescatará empresas; en “aquellas que quiebren, tendrá que ser el empresario, los socios o los accionistas, los que respondan”. Así, públicamente, desechó la propuesta del Consejo Coordinador Empresarial, planteada en un  documento con 68 ideas resumidas en 10 puntos esenciales de la sociedad para alcanzar el acuerdo nacional ante la crisis del Covid-19 y la  crisis económica.

La intención del gremio empresarial es (o era) alcanzar gran acuerdo nacional para enfrentar y aminorar el impacto económico negativo que generará el coronavirus y el paro de actividades.

Y vale destacarlo, en ninguna parte del amplio documento, solicita el rescate de las empresas.

El documento, tiene 10 ideas principales. Entre ellas destaca aumentar la deuda pública para apoyar la reactivación económica y crear un consejo económico de emergencia.

Frente al potencial rompimiento del diálogo, el CCE preveía un doble escenario.

1.- El peor escenario de una contracción de -10% del PIB y 1 millón de empleos perdidos.

2.- El escenario menos malo, se lograría con un acuerdo nacional. Se podría mitigar el efecto de la crisis. La contracción del PIB se podría reducir a -2.5 por ciento. Y el desempleo sería de entre 300,000 y 400,000 personas.

Salazar también advirtió el pasado 7 de abril: “si no hay acuerdo nacional, el único responsable será el que cerró la puerta”.

Queda claro que el primer mandatario no quiere y no acepta que se haga algo que no esté dentro de sus planes y políticas públicas.

Así lo muestra con sus expresiones cuando el Consejo Mexicano de Negocios y el BID Invest anunciaron un esquema para otorgar créditos por hasta 12,000 millones de dólares a 30,000 mipymes en México. Entonces dijo que su gobierno no lo avalaría y que no le había gustado el “modito” de ponerse de acuerdo.

Como advirtió el CCE, el único responsable de la ruptura del diálogo, será del que cerró la puerta. Y sin duda será el único responsable de la profundidad de la inexorable caída económica.

Al tiempo.

Atisbos

TV Y EDUCACIÓN.- En un esfuerzo sin precedentes, desde hoy (viernes 8 de mayo) la Secretaría de Educación Pública (SEP) y Grupo Televisa llevarán el programa de aprendizaje a distancia: Aprende en Casa, a aquellos lugares donde la televisión pública no cuenta con cobertura.

Las estaciones de Televisa, en varias entidades, permitirán alcanzar a más de 7.2 millones de personas que no tenían acceso a la cobertura educativa emergente de la SEP.

Las 16 estaciones que Televisa ha facilitado, así como su capacidad de antenas en tierra y satelitales, permitirán que los programas educativos de la SEP, ahora televisados, sean vistos en poblaciones de: Campeche, Colima, Coahuila, Durango, Guerrero, Jalisco, Morelos, Tabasco, Tamaulipas y Zacatecas.

Marco A. Mares

Periodista

Ricos y Poderosos

Ha trabajado ininterrumpidamente en periódicos, revistas, radio, televisión e internet, en los últimos 31 años se ha especializado en negocios, finanzas y economía. Es uno de los tres conductores del programa Alebrijes, Águila o Sol, programa especializado en temas económicos que se transmite por Foro TV.