Luego de que la guerra comercial entre China y Estados Unidos escalara a un nuevo nivel el lunes pasado con la depreciación del yuan, el jefe de asesores económicos de la Casa Blanca, Larry Kudlow, dijo que a Estados Unidos “le gustaría negociar” y “hacer un trato”.

En el correlato, los mercados financieros se dieron un respiro luego de la caída el lunes de los principales índices bursátiles estadounidenses, luego de que China estabilizara el yuan, que la víspera se depreciara rompiendo la barrera psicológica de los 7 yuanes por dólar.

Kudlow dijo a la CNBC que China puede esperar un acuerdo comercial, pero insistió en que Estados Unidos puede resistir cualquier desaceleración de su economía mejor que la china.

“Creo que China se está lastimando significativamente, mucho más que nosotros”, dijo Kudlow. “La economía estadounidense es muy fuerte. La suya no”.

Kudlow afirmó este martes que Estados Unidos tiene la ventaja en las negociaciones comerciales con China debido a la fortaleza comparativa de la economía estadounidense, aunque también externó que le “gustaría un trato” entre ambas naciones.

“La economía china se está desmoronando. Simplemente no es la potencia que era hace 20 años”, dijo Kudlow en Squawk on the Street, de la cadena de televisión estadounidense CNBC.

“Cualquier gráfico largo de inversión china” o métrica económica muestra “una corriente descendente constante”, agregó. “Su PIB, que probablemente está inflado por varios puntos, está bajando cada vez más”.

China informó que su economía creció 6.2% en el segundo trimestre, su tasa de crecimiento más débil para el PIB en al menos 27 años.

El presidente Donald Trump anunció el pasado jueves que impondrá aranceles adicionales de 10% sobre importaciones de productos chinos valorados en 300,000 millones de dólares a partir del 1 de septiembre.

Mientras tanto, continuarán las negociaciones entre ambas potencias con el objetivo de dar fin a esta guerra comercial.

“Las negociaciones comerciales continúan, y durante las conversaciones Estados Unidos comenzará, el 1 de septiembre, a imponer un pequeño arancel adicional de 10% en los restantes 300,000 millones de dólares de bienes y productos procedentes de China a nuestro país”, dijo Trump el jueves a través de Twitter.

De imponer Estados Unidos nuevas medidas arancelarias, el gobierno de China anticipó que tomará las contramedidas necesarias.