Grupo vector, matriz de la casa de Bolsa del mismo nombre, desea ponerse al corriente en el mercado de deuda de la Bolsa Mexicana de Valores, por lo que el próximo otoño emitirá su primer Certificado de Capital de Desarrollo (CKD).

En entrevista, Luis Porras Camargo, director de inversión y capital privado la casa de Bolsa, informó que grupo Vector está por lanzar un CKD de un fondo de deuda mezzanine, instrumento que no existe en el país.

Nosotros pensamos en el CKD, porque tenemos otros vehículos paralelos, consideramos levantar 1,000 millones de pesos y lanzarlo alrededor de octubre. Ya tenemos una, estamos en el proceso de listado , comentó.

Añadió que en octubre anterior ya realizaron un primer cierre, donde se incluyeron International Finance Corporation, fondo de fondos, Vector y algunas familias que comienzan a participar en este tipo de inversión.

Hicimos un primer cierre, es un fondo de deuda mezzanine, que, como su nombre lo indica, es un entrepiso. Si pones la deuda bancaria en un extremo y el capital privado en el otro, en términos de riesgo, el mezzanine está en medio , destacó.

Las características del instrumento, detalló el especialista, son diferentes completamente a lo que actualmente hay en el mercado, por lo que es algo innovador y vanguardista.

Este fondo entra en medio y se vuelve una tercera vía, una tercera alternativa en la que no le voy a pedir acciones, por lo tanto no se va a diluir; no necesito una garantía de dos o tres veces a uno bienes raíces; nos vamos más a garantía suave y lo prestamos en un contrato de crédito, es deuda. Pero son hechas a la medida , señaló.

Porras añadió que no otorgarán préstamos con base en garantías, sino mediante planes de negocios, a capacidad en la generación de flujos, por lo que podrán invertir en proyectos de crecimiento que los bancos a lo mejor por su regulación o políticas ya no financian.

El análisis es tan riguroso o más que un banco, tan riguroso o más que un fondo de capital privado. Hacemos los dos análisis. Y dependemos mucho de nuestro análisis porque no vamos tan arropados en la parte de garantía. Ahí es donde tomamos el riesgo y por lo tanto buscamos compartir en el rendimiento que se logre , finalizó.

cesar.rodriguez@eleconomista.mx