A pesar de la crisis sanitaria por la pandemia de Covid-19, la utilidad neta mayoritaria de Grupo Bimbo creció 44.2% durante el 2020, a 9,110 millones de pesos, en comparación con el año previo, muestra su reporte financiero enviado a la Bolsa Mexicana de Valores (BMV).

"A pesar de un entorno desafiante, 2020 fue un año excepcional para Grupo Bimbo, reflejado en resultados récord y ganancias de participación de mercado", afirmó Daniel Servitje, presidente del consejo y director general de la emisora.

En el reporte del cuarto trimestre del 2020, el grupo panificador mexicano presentó crecimientos récord en el EBITDA ajustado que alcanzó 45,193 millones de pesos en todo el 2020, un 19.3% más respecto al 2019. Lo mismo para las ventas netas que ascendieron a 331,051 millones de pesos o un 13.4% más que el año previo.

“En 2020 alcanzamos niveles récord de ventas netas y EBITDA ajustado, duplicamos nuestro flujo de caja bruto y alcanzamos el apalancamiento más bajo de los últimos 10 años. A pesar de la complicada base de comparación estamos listos para continuar fortaleciendo nuestra posición financiera”, manifestó a través del documento Diego Gaxiola, director global de Administración y Finanzas de Bimbo.

Las ventas en México en el 2020 alcanzaron 104,593 millones de pesos, lo que significó un aumento de 1.9% frente al 2019, mientras que en el cuarto trimestre llegaron a 26,699 millones de pesos o 1.6% más que en el mismo lapso del 2019.

En la comparación del cuarto trimestre del 2020 con igual periodo del 2019, la utilidad neta mayoritaria de Bimbo fue de 2,890 millones de pesos, equivalente a un alza de 58.4% y el EBITDA ajustado avanzó 18.2%, a 12,776 millones de pesos. En tanto las ventas netas se incrementaron 12.4%, a 84,778 millones de pesos.

Resiliencia

“El desempeño de las divisiones de Bimbo mostró un efecto resiliente ante la pandemia en el cierre de año y en este contexto el portafolio de productos y la atractiva mezcla de precios consideramos que han mostrado un atractivo consumo”, escribieron analistas de Monex en un análisis.

“Hacia 2021, nuestra atención estará en el poder de compra de los consumidores, una base comparable difícil del 2020 (por efectos cambiarios y otros aspectos operativos) y en los cambios de hábito de compra asociados a una eventual normalidad con mayor movilidad social”, comentaron.

judith.santiago@eleconomista.mx