El multimillonario Mauricio Macri, ya es oficialmente el presidente electo de la República Argentina. En su administración, el candidato amigable con los negocios, se encontrará con un país cuyos retos económicos son acuciantes y con problemas que no deben tardar en ser resueltos.

Por el momento, no obstante, la reacción de los inversionistas ha sido positiva. La Bolsa de Buenos Aires arrancó la sesión con alzas del 2.5%, las cuales se han registrado también en el mercado de deuda. El bono con vencimiento en 2033 cotiza en el 6.8%, frente al 7.1% del viernes.

Por su parte, un informe de Goldman Sachs de hoy mismo prevé que Macri reanudará las negociaciones con los fondos buitre (que han denunciado a Argentina por la reestructuración de deuda), que han bloqueado legalmente el acceso del país a los mercados.

Déficit

El sucesor de Cristina Fernández de Kirchner deberá revelar, en primer lugar, a cuánto en realidad asciende el déficit fiscal primario del país. Los datos oficiales arrojan unos números rojos de 4,800 millones de dólares en el primer semestre. Creo que lo más importante es la herencia a nivel económico, porque hay un déficit fiscal importante. Se deja una bomba de tiempo , dijo Celia Kleiman, directora de la consultora Polldata.

El flamante presidente electo ha rehuido a hablar de ajuste , casi una mala palabra para los argentinos castigados por crisis cíclicas, y en su entorno prefieren hablar de sincerar la economía .

Banco Central

El nivel de reservas monetarias se ha convertido en otro foco de debate en las últimas semanas. Estas han caído en 1,350 millones hasta 26,000 millones de dólares, según el Banco Central, ante la expectativa de las empresas y los ahorradores de que habrá una devaluación en el inicio de la legislatura.

Tipo de cambio

Mauricio Macri no solo proviene de familia acomodada: su padre, amigo personal de los Kirchner, es uno de los principales industriales del país. Se le ha acusado durante la campaña de promover las buenas relaciones con la empresa.

Macri prometió durante su campaña dar por finiquitado el odioso cepo cambiario instaurado a finales de 2011 por el Gobierno de Fernández para intentar, en vano, contener la fuga de divisas. Una medida que, de paso, afectaba a pequeños inversionistas, a importadores y a empresas que desean girar dividendos.

El tipo de cambio oficial actual es de 9.67 pesos por unidad. La cotización en el mercado ilegal ronda los 15 pesos. No son pocos los economistas que advierten que barrer de un plumazo el cepo, en vez de desmontar las restricciones de modo gradual, puede resultar en una fuerte devaluación y un salto inflacionario mayor. Para templar los nervios, Rogelio Frigerio, uno de los principales asesores económicos de Macri, prometió que se aplicará una política monetaria que proteja el peso nacional .

PIB

Los organismos internacionales prevén que Argentina termine este año con un crecimiento casi nulo, del 0.4 %, y se contraerá 0.7 % en 2016. Estas cifras, en todo caso, contradicen las oficiales. Estas apuntan a un alza del 2.8% en septiembre, frente a igual mes del año anterior. Así que no está del todo claro si Macri se estrenará con una economía estancada o en caída. Y todo, con un Presupuesto 2016, diseñado por el kirchnerismo y ya aprobado por el Parlamento, que incluye una pauta de crecimiento económico del 3%, de difícil cumplimiento.

[email protected]