Thermion Energy apuesta sus inversiones en México para el largo plazo. Confía en que, aun con un eventual cambio en las condiciones actuales, el sector de energía renovable seguirá germinando.

Para continuar con su expansión en el país, actualmente negocia nuevas adquisiciones que prevé concretar durante este año.

Hacia el 2021, Thermion habrá expandido sustancialmente sus capacidades de producción de energía renovable, para llegar a una producción de 1,000 megavatios. Con esta potencia, anualmente la empresa podría suplir toda la energía eléctrica consumida por el estado de Tabasco al año.

La producción de energía renovable “no es un negocio de corto plazo, es de largo plazo (...) Estamos conscientes de los potenciales cambios y no tenemos miedo de lo que viene porque el mercado sigue una buena ruta hacia el futuro”, aseguró el director general de la empresa productora independiente de energía, Michael Bax.

“Nuestro trabajo, continuó, es contribuir a ofrecer energía más limpia, más barata, que no depende del precio de combustibles fósiles. Esas tres características son buenas para el mercado y para la economía de cualquier forma de gobierno”, aseveró.

En junio del 2017, la compañía productora de energía eólica colocó un Certificado de Capital de Desarrollo (CKD) por un total de 7,306 millones de pesos en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), recursos que está utilizando para financiar proyectos de energía limpia en México.

Ocho proyectos

“Hemos cumplido con lo que prometimos inicialmente al mercado. El plan es invertir en hasta ocho proyectos eólicos, comprar desarrollos y seguir desarrollando proyectos eólicos en Tamaulipas y desarrollar un proyecto fotovoltaico en Sonora”, detalló el directivo de la compañía.

Estimó que sus inversiones alcanzarán alrededor de 1.4 billones de dólares al 2020.

Los proyectos anunciados hasta la fecha son tres: dos plantas de energía eólica y una solar en los estados de Tamaulipas y Sonora, con una capacidad de generación de energía total de 348 megavatios.

Bax comentó que la construcción de todas las plantas iniciará a finales de este año y principios del 2019 y significarán la reducción de aproximadamente 640,000 toneladas de dióxido de carbono equivalente (CO2e) al ambiente al año, cantidad que equivale a quitar aproximadamente 125,000 automóviles de circulación.

Los proyectos actuales de Thermion se localizan en tres estados de la República Mexicana —Tamaulipas, Sonora y Nuevo León—.

Bax no descartó extender sus operaciones a otras entidades para seguir construyendo más activos.

Con la puesta en marcha de sus proyectos, Thermion venderá energía más barata en 10% y hasta 30% respecto a las tarifas actuales de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), a empresas de media y alta tensión, que es el mercado con más consumo energético en el país.

En el segmento de media tensión se calcula que hay una base de alrededor de 320,000 clientes.

Bax dijo que ya tienen firmados contratos a largo plazo con grupos restauranteros, compañías industriales, manufactureras, hoteleras, entre otras.

“Estamos firmando contratos para empezar a proveer de energía cuando nuestros proyectos iniciales empiecen a producir entre julio y septiembre del 2019”, dijo.

Explicó que, adicionalmente, tienen un pipeline de clientes posibles que representa una demanda de más un teravatio, mucho más que la que producirán con sus proyectos iniciales.

Las tarifas que ofrecerá serán en pesos y en dólares, con contratos de servicio de hasta 20 años y tarifas estables ajustadas a la inflación.

“Somos una compañía que va a desarrollar, financiar, construir y operar nuestras plantas, no estamos para desarrollar proyectos, venderlos y salirnos. Estamos aquí para el largo plazo y tenemos financiamiento 100% mexicano.

“Es importante hacer proyectos buenos y ser cautelosas en cómo los desarrollamos”, sostuvo el directivo.


judith.santiago@eleconomista.mx