La volatilidad en el mercado de valores continuará a medida que no se contengan los contagios de coronavirus, que ya superan el millón a nivel mundial, consideró Juan Rich, director de Análisis y Estrategia Bursátil en Grupo Financiero Ve por Más (Bx+).

El especialista destacó que, derivado de la pandemia de Covid-19 y la guerra en los precios del petróleo, las bolsas en el mundo se han ajustado hasta 30% en promedio en los últimos meses, llegando a mínimos históricos.

Solamente el principal índice de la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), el S&P/BMV IPC, acumula en este año una pérdida de 22.85% y se ubica en los 33,590.62 enteros.

“Hay que estar pendientes, porque todavía vamos a seguir viendo mucha volatilidad en los mercados, pero esperamos que podamos ver la recuperación de algunos sectores y emisoras, pero en general todavía prevemos dos o tres meses complicados”, comentó Juan Rich.

Advirtió que se debe considerar que “no hay sectores” económicos que se estén salvando del efecto de la pandemia global, algunos como el turismo, transporte, aerolíneas, hoteles, son los de más alto riesgo.

Las empresas del sector petróleo, energía y química pudieran presentar un repunte si los precios del petróleo mejoran en los próximos días por los posibles acuerdos entre Rusia y Arabia Saudita, aunque estarán topadas, ya que la crisis del coronavirus está generando una menor demanda de energéticos.

Bajo consumo

Respecto a las empresas de manufactura, tiendas departamentales e industriales se espera una demanda baja en los próximos meses, porque su actividad seguirá detenida por algunas semanas más, por lo que el impacto se vería no sólo en el primero, sino en el segundo trimestre, lo cual mantendría presionando el precio de las acciones, comentó el directivo durante una videoconferencia.

El llamado indicador de miedo, el Vix de Chicago Board Options Exchange, llegó a alcanzar el nivel observado en el 2008, en la crisis financiera global. Ayer este índice repuntó 10.78%, a 50.91 unidades, lo que indica que continúa una fuerte volatilidad en las bolsas de valores.

Recuperación lenta

Incluso, la recuperación de las bolsas será lenta, ya que se estima una caída en el crecimiento económico, que de acuerdo con Bx+ sería de 4.2% en México para este 2020, debido a los efectos negativos del coronavirus, cuyas dimensiones aún son difíciles de calcular.

No obstante, será en este segundo trimestre del año cuando se espere que la economía del país caiga con mayor profundidad.

Ante ello, los especialistas del grupo financiero estiman que el Producto Interno Bruto (PIB) se contraiga hasta en un 6 y 7 por ciento.

De esa manera, explicaron, para amortiguar los golpes al crecimiento económico es relevante que se den estímulos fiscales y económicos, mismos que ayudarán a dar certidumbre a la empresas, a los agentes económicos y a los trabajadores.

Asumiendo que no existan grandes apoyos por parte del gobierno federal, entonces la recuperación de los mercados será lenta y se extenderá más allá del 2021.

Por ello, es relevante que las pequeñas y medianas empresas que operan en el país cuenten con el apoyo que puede venir de créditos vía banca de desarrollo.

“Hay algunos estímulos que se pueden utilizar como por ejemplo los recursos de la banca de desarrollo, para garantizar el financiamiento a las empresas para que puedan hacer frente a la falta de ingresos”, consideró Juan Rich, director de Análisis y Estrategia Bursátil en BX+.

Durante el presente año

Tipo de cambio continuará bajo presión

El tipo de cambio peso-dólar seguirá enfrentando presiones y hacia finales de este 2020 se incrementarán por las elecciones presidenciales en Estados Unidos, adelantaron analistas de Grupo Financiero Ve por Más (Bx+).

“Creemos que el tipo de cambio va a regresar en la medida en que el componente psicológico de pánico en los mercados vaya cediendo en las próximas semanas, en medio de estímulos fiscales a la economía mundial”, consideró Alejandro Saldaña, economista en jefe de Bx+.

Su pronostico para el tipo de cambio estará en niveles cercanos a los 22 pesos por dólar para este año, asumiendo próximos ajustes en la calificación crediticia soberana, junto con las bajas perspectivas económicas del país y la constante fragilidad de las finanzas públicas.

“Estos componentes van a hacer que no veamos un regreso a 100%, sino bastante parcial y hacia finales de año estamos estimando que va a haber una gran volatilidad en el tipo de cambio, particularmente cuando nos acerquemos a las elecciones presidenciales de Estados Unidos en noviembre, porque es muy probable que la relación bilateral sea utilizada con fines políticos, principalmente en temas comerciales y de migración”, añadió Saldaña.

[email protected]