El precio del petróleo cerró este viernes con una ligera subida, después de varias jornadas en baja, empujado al final de la sesión por el anuncio de Irán de la "confiscación" de un petrolero británico en el estrecho de Ormuz.

En Nueva York, el barril de crudo "light sweet" (WTI) para entrega en septiembre se situó en 55.63 dólares, una subida del 0.59% o 33 centavos.

Mientras, en Londres, el barril de Brent del Mar del Norte repuntaba un 0.87% (54 centavos), para cerrar a 62.47 dólares.

Los Guardianes de la Revolución iraníes anunciaron el viernes haber "confiscado" el buque británico "Stena Impero" en aguas del estrecho de Ormuz.

El ejército ideológico del régimen islamista justificó la acción porque el buque "no respetó el código marítimo internacional.

Para Gene McGillian, de Tradition Energy, "si vemos más y más incidentes con los petroleros que navegan en el Golfo Pérsico y aumentan las tensiones en esta área, deberían aumentar los precios" del crudo.