El petróleo mexicano de exportación registró una baja de 1.63 dólares respecto a la víspera, para ofertarse en 50.69 dólares por tonel, informó Petróleos Mexicanos (Pemex).

Para Banco Base, el precio del petróleo entró a un mercado bajista o “bear market”, pues aunque en la sesión las tensiones comerciales entre Estados Unidos y China se redujeron, el mercado aún espera que la guerra comercial continúe desacelerando la economía global, reduciendo la demanda por crudo.

La guerra comercial ha sido el principal factor por el cual la economía global se ha desacelerado, lo que en consecuencia ha llevado a una reducción en la demanda por petróleo.

Por ahora, los participantes del mercado se mantienen a la espera de las estadísticas del Instituto Americano del Petróleo (API, por sus siglas en inglés), las cuales se publicarán al cierre de la jornada y se espera puedan afectar la cotización del crudo durante la sesión asiática.

Esta información servirá al mercado para especular sobre la información del reporte semanal de la Administración de Información Energía (EIA, por sus siglas en inglés), que se publicará el miércoles 7 de agosto; el mercado espera que los inventarios de crudo estadounidense se hayan reducido tres millones de barriles.

Adicionalmente, los participantes del mercado también estarán a la espera de los inventarios y demanda implícita por gasolina, pues se ha incrementado el nerviosismo en torno a la demanda por productos derivados del crudo. 

En Londres, el barril de Brent del Mar del Norte para entrega en octubre cedió 87 centavos, 1.5%, para terminar en 58.94 dólares.

En Nueva York, el barril de West Texas Intermediate (WTI) para entrega en septiembre cayó 1.06 dólares (-1.9%), y cerró en 53.63 dólares.