El oro avanzó hasta 2.5% el jueves, repuntando de mínimos de casi tres semanas de la sesión previa, debido a la debilidad del dólar y después de que una lenta recuperación del mercado laboral en Estados Unidos reforzó el golpe económico generado por la pandemia del coronavirus.

El oro al contado subió 1.9% a 1,954.37 dólares la onza, tras caer bajo los 1,900 dólares el miércoles.  Los futuros del oro en Estados Unidos , en tanto, cerraron con un alza de 1.1% a 1,970.40 dólares la onza.

Las solicitudes de ayuda por desempleo en EU cayeron por debajo de 1 millón la semana pasada por primera vez desde el inicio de la pandemia, aunque al menos unas 28 millones de personas aún reciben cheques por beneficios.

El dólar tocó un mínimo de una semana, presionado por un estancamiento en Washington de las conversaciones para otorgar un estímulo adicional para la economía estadounidense, reforzando el atractivo del oro para quienes tienen otras monedas.

Por la tarde, el índice dólar cambiaba de tendencia y subía, después de que el euro recortara sus alzas y las acciones en Wall Street cayeran.

El sombrío panorama sumaba también la advertencia de la Reserva Federal de que el crecimiento en EU sería apagado hasta que se contenga el coronavirus.