La publicación al cierre del miércoles de las cuentas de OHL profundizó su castigo en la Bolsa de Madrid.

La constructora española sufrió este jueves una caída de 23.68%, que eleva sus pérdidas en el año hasta 55.93 por ciento.

Este porcentaje sitúa a la empresa entre las tres peores de toda la Bolsa española en el 2018. Las acciones de OHL cerraron por debajo del soporte de 2 euros (1.96 euros), en zona de mínimos de hace dos años. La capitalización del grupo cayó a 562 millones de euros.

La peor sesión del año para OHL fue el pasado 1 de marzo, cuando sus acciones se desplomaron 17.2% con motivo también de la presentación de sus resultados, en ese caso de los correspondientes al conjunto del 2017.

Primer semestre

La nueva caída se dio a raíz de los resultados publicados al cierre.

OHL registró entre enero y junio de este año pérdidas netas de 843.6 millones de euros —en el mismo periodo del 2017 perdió 32.1 millones—, debido principalmente a la venta de su división de concesiones a IFM, según comunicó la empresa a la Comisión Nacional del Mercado de Valores.

No obstante, sin ese y otros efectos no recurrentes y ajustes contables, las pérdidas fueron de 117.5 millones de euros, 13.3% inferiores a las de los seis primeros meses del año anterior. En concreto, 550.5 millones de los 843.6 millones que perdió OHL corresponden al ajuste por el traspaso del negocio de concesiones.

Las cuentas de OHL también reflejan unas pérdidas de 28.8 millones de euros por el resultado negativo de la demanda interpuesta en el proyecto Central Hidroeléctrica de Xacbal Delta (Guatemala) y otros 28 millones por los costos del procedimiento de despido colectivo que afecta al grupo.

Asimismo, OHL reconoció unas pérdidas de 76.7 millones de euros por sobrecostos en la puesta en operación del Hospital CHUM (Canadá), a los que hay que añadir otros 42.1 millones relacionados con la venta de participaciones y otras filiales menores de Mayakoba (México).

Por otro lado, la compañía redujo sus ventas 9% en el primer semestre del año, hasta 1,445.1 millones de euros. Concretamente, la división industrial facturó 29.1% menos que en el mismo periodo del 2017, mientras que la actividad de construcción, la más importante del grupo, tuvo unos ingresos 6.7% inferiores a los del periodo enero-junio del ejercicio anterior.

Cabe destacar que 74.3% de las ventas del grupo provino del exterior.