En la jornada de este jueves la mezcla mexicana de exportación cerró con una ganancia de 19 centavos, en comparación con la sesión previa, para venderse en 54.65 dólares el barril, informó Petróleos Mexicanos (Pemex).

De acuerdo con Banco Base, el petróleo finalizó la sesión con ganancias ante la mejor perspectiva de los fundamentales de oferta y demanda por parte de la Agencia Internacional de Energía (IEA), lo cual elevó el optimismo de los participantes del mercado aumentando ligeramente el precio de este hidrocarburo.

En su informe, la agencia energética publicó que espera que la demanda aumente en 1.5 millones de barriles diarios en 2018 a 99.3, lo cual equivale a un incremento de 0.1 mbd en comparación con su estimación previa durante febrero.

Además dio a conocer que la oferta mundial de crudo disminuyó a 97.9 mbd en febrero, mientras que en febrero de 2017 la producción mundial del hidrocarburo creció en 0.7 mbd ante un aumento de la producción de países no miembros de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP).

Agregó que, por su parte, la producción de crudo de la OPEP disminuyó a 32.1 millones de barriles diarios, ante una diminución en la producción de los Emiratos Árabes Unidos y una fuerte caída en la producción de Venezuela.

La IEA considera que la producción de petróleo de Venezuela podría mostrar una disminución acelerada, debido a la vulnerabilidad en las condiciones del país, mientras que ningún miembro de la OPEP ha compensado el declive de la producción venezolana.

Ante esto, la agencia energética sugiere que es posible que el declive en la producción de esa nación sea el elemento que pueda llevar al mercado a un déficit.

Ante este panorama, el crudo tipo West Texas Intermediate (WTI) registró una ganancia de 23 centavos y se ofertó en 61.19 dólares por barril, mientras que el Brent avanzó también 23 centavos para venderse en 65.12 dólares el tonel.