El petróleo cerró con una leve alza el jueves, mientras la Agencia Internacional de Energía (AIE) revisó al alza su pronóstico de la demanda mundial de crudo.

En Londres, el barril de Brent del mar del Norte para entrega en mayo subió 23 centavos para terminar en 65.12 dólares en el Intercontinental Exchange (ICE).

En el New York Mercantile Exchange (Nymex), el barril de "light sweet crude" (WTI) para entrega en abril, se apreció 23 centavos y cerró a 61.19 dólares.

Según el último informe mensual de la AIE, la demanda mundial de petróleo debería llegar este año a 99.3 millones de barriles, 1.5 millones más de lo previsto originalmente.

Sin embargo, aunque el "aumento de las previsiones de la demanda puede beneficiar el precio en el corto plazo", "el aumento de la producción estadounidense de petróleo de esquisto continúa impidiendo que los precios den el salto", advirtió el analista Lukman Otunuga, de FXTM.

"Los precios del WTI se han estancado durante varias semanas en torno a los 60 dólares, este mercado no va a ninguna parte", opinó por su parte Kyle Cooper, de AIF Advisors.

La producción estadounidense alcanzó un nuevo récord la semana pasada, con un promedio de 10.38 millones de barriles por día, según el informe semanal de la EIA publicado el miércoles.

Esto contrarresta los esfuerzos de los miembros de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) y sus socios, que se han comprometido a limitar su producción para reequilibrar el mercado y aumentar los precios.