Los futuros de maíz bajaron casi 4%, el lunes, en el mercado de commodities de Chicago, y también los de soya perdieron terreno, ante pronósticos para esta semana de lluvias muy necesarias en la región central de Estados Unidos.

El trigo fue arrastrado por las caídas del maíz y de la soya, presionado, además, por los avances de la cosecha de trigo de invierno en Estados Unidos.

El maíz registró las mayores caídas, en parte porque sería el más beneficiado con las lluvias de esta semana, pues llegarían en el momento de la polinización de las plantas.

El pronóstico de lluvias en el cinturón maicero debería volver a presionar al mercado, en un contexto donde fondos especulativos siguen muy largos en soya y maíz, empujándolos a una toma de ganancias , dijo la consultoría Agritel, en una nota al mercado.

El contrato de maíz para julio bajó 16.5 centavos, o 3.88%, a 4.2125 dólares por bushel.

Las mejores perspectivas climáticas también golpearon a la soya. El contrato de la oleaginosa para julio cerró con una caída de 16 centavos, o 0.99%, a 11.4350 dólares por bushel.

El trigo siguió la tendencia bajista, aunque recibió algún apoyo de un dólar más débil, lo que refuerza el atractivo de los granos estadounidenses para los mercados extranjeros.

El contrato de trigo para julio bajó 8.25 centavos y terminó la sesión a 4.73 dólares por bushel.

Por su parte, los futuros del cacao en Londres cayeron a pesar de una baja de los suministros desde Costa de Marfil, uno de los principales productores del grano, en medio de un fortalecimiento de la libra esterlina frente al dólar, que a su vez elevó los precios del insumo en Nueva York.

Los futuros del azúcar sin refinar cayeron, dado que condiciones más secas en Brasil mejorarán la molienda de caña en el principal productor mundial, mientras que el café arábigo también bajó.

El cacao en el mercado de Londres para entrega en septiembre bajó 21 libras esterlinas, o 0.9%, a 2,247 libras por tonelada.

El cacao en Nueva York para entrega en septiembre subió 57 dólares, o 1.9%, a 3,123 dólares por tonelada.

El azúcar sin refinar para octubre cedió 0.14 centavos, o 0.7%, a 19.76 centavos por libra, lejos del máximo del contrato de la semana pasada de 20.22 centavos.