El fabricante de pantalones vaqueros Levi’s regresa hoy a la Bolsa de Nueva York, 34 años después de haberla abandonado, tras haber logrado seducir a los inversionistas durante los preparativos de su segundo estreno bursátil.

La compañía, fundada en San Francisco en 1853 por Levi Strauss, prevé iniciar su cotización con un precio de 17 dólares por acción, lo que le permitiría recaudar 623 millones de dólares, según un comunicado publicado este miércoles.

Esos datos superan las expectativas comunicadas por la compañía la semana pasada. Levi’s anunció entonces que pensaba recaudar 587 millones de dólares, poniendo en venta 36.7 millones de acciones a un precio de entre 14 y 16 dólares por unidad.

Las nuevas cifras revalorizan el valor de empresa hasta 6,600 millones de dólares, 400 millones más que en sus estimaciones anteriores.

Salvo sorpresa, los empleados de la compañía harán sonar la célebre campana en la apertura de Wall Street, como dicta la tradición en el primer día de cotización de una empresa.

Habrá que esperar varios minutos más para ver cómo la acción inicia su cotización bajo el símbolo LEVI en la plataforma bursátil New York Stock Exchange (NYSE).

La compañía espera que el dinero recaudado le dé “una mayor flexibilidad financiera” para sus gastos operativos y que le permita realizar “adquisiciones y otras inversiones estratégicas”.