Grupo Televisa, la empresa mexicana líder en medios de comunicación, informó que al tercer trimestre del año su utilidad neta creció 214.1% a 3,639.6 millones de pesos, beneficiada por una baja en la utilidad neta atribuible a la participación no controladora y en la depreciación y amortización.

En el tercer trimestre del año, la compañía invirtió 251.3 millones de dólares en propiedades, planta y equipo como inversiones de capital. En Cable invirtieron 172.6 millones de dólares, en Sky 64.9 millones de dólares, y en Contenidos y Otros negocios 13.8 millones de dólares.

En tanto, la compañía de telecomunicaciones divulgó  que sus ventas netas tuvieron una baja de 7.1% a 23,943 millones de pesos, atribuible a una baja en los ingresos de publicidad y del segmento de otros negocios, según el informe enviado a la Bolsa Mexicana de Valores (BMV).

Las ventas netas por segmentos cayeron 4.4% a 25,821.7 millones de pesos en el periodo comprendido entre julio y septiembre. Cable tuvo un alza de 7.9% a 11,407.9 millones de pesos, Sky creció 4.9% a 5,597.9 millones de pesos, Contenidos bajó 7.2% a 8,033.4 millones de pesos y Otros negocios tuvo un desplome de 67.9% a 782.5 millones de pesos.

“Al 30 de septiembre de 2020, nuestra posición de deuda neta consolidada (total de deuda y pasivos por arrendamiento, menos efectivo y equivalentes de efectivo, y algunas inversiones no circulantes en instrumentos financieros) fue de 104,688.2 millones de pesos. El monto total de inversiones no circulantes en instrumentos financieros incluidos en nuestra posición de deuda neta consolidada al 30 de septiembre de 2020 ascendió a 7,219.9 millones de pesos”, informó la emisora.

El desempeño de la compañía de telecomunicaciones estuvo mejor a lo esperado por analistas, pues los analistas del banco inglés Barclays preveían una caída de 8.3% en sus ingresos al tercer trimestre a tasa anual, y una baja de 16.4% en el EBITDA en el periodo de referencia.

Previo a la divulgación del reporte financiero de la emisora, los especialistas bursátiles de Barclays esperaban una mejora secuencial, considerando poco probable que se produjeran caídas bruscas en el contenido y otros asuntos para ser compensado por Cable y Sky, donde preveían un dígito bajo de crecimiento de ingresos.