Londres. El fin del alivio cuantitativo en Estados Unidos tendrá un impacto negativo en el oro, pero podría impulsar la demanda del petróleo y los metales industriales si hay un real crecimiento de la economía, dijo el banco Goldman Sachs.

El oro debería reflejar directamente lo que está pasando con el alivio cuantitativo y deberíamos ver un retroceso sustancial , dijo el jefe de investigación de materias primas del banco, Jeff Currie.

El ejecutivo dijo que los metales preciosos habían subido respaldados por el alivio cuantitativo (QE por su sigla en inglés) que hizo caer al papel moneda.

Por su parte, el petróleo y los metales industriales han subido debido a los temores de recortes en el suministro.

Si el crecimiento económico real y sostenible se ha debido al alivio cuantitativo, habría alguna desaceleración de esa alza, pero podría aún dar apoyo a la demanda física por materias primas industriales, comentó.

Creemos que estamos por lo menos a 12 meses de distancia antes de que veamos resurgir algunos de esos temas físicos, por lo que vemos una corrección en el corto plazo , declaró Currie.

Pero si la economía se mantiene, diríamos que el petróleo comenzará a parecerse a la agricultura, con verdadera escasez física y precios mucho más altos , agregó.

Currie dijo que los productos agrícolas ya tienen una fuerte escasez, pero que el petróleo no llegará a esta etapa hasta el 2012.

En este contexto, el petróleo subió el viernes por coberturas y cerró la semana con ganancias en medio de una volátil sesión ante la preocupación por la economía europea y por las noticias de que el líder libio, Muammar Gaddafi, habría resultado herido.

El crudo Brent avanzó 85 centavos, a 113.83 dólares por barril. Cerró con un alza de casi 5 dólares en la semana. Mientras que el crudo estadounidense, el WTI, ganó 68 centavos a 99.65 dólares por barril. El contrato terminó la semana con un alza de 2.47 dólares o 2.54 por ciento.

Mientras, el oro cayó debido a que el dólar escaló contra el euro y a la renovada incertidumbre por la deuda de la zona euro, lo anterior alentó a inversionistas a vender sus posiciones antes del fin de semana.

El oro al contado perdió 0.7%, a 1,492.50 dólares la onza y los futuros para junio cerraron con baja de 13.20 dólares, a 1,493,60 dólares.

Se trata de un ajuste de posiciones antes del fin de semana , dijo Axel Merk, de Merk Investments.