El índice tecnológico NASDAQ de Estados Unidos se encuentra en su mejor nivel para recibir a un nuevo presidente en dicho país, después de haber tenido el mejor rendimiento en cuatro años desde hace más de dos décadas.

Al termino del gobierno de Donald Trump, el índice NASDAQ Compuesto registró un rendimiento de 137.60% en los últimos cuatro años, pasando de 5,555.33 puntos el 20 de enero de 2017 cuando tomó posesión, hasta 13,197.18 puntos este martes, antes de la investidura de Joe Biden.

En el caso del Dow Jones, registró un alza de 56% en dicho lapso, llegando a 30,930.52 puntos desde los 19,827.25 y el S&P 500 avanzó 67.30% en cuatro años desde 2,271.31 a 3,798.91 puntos.

Durante el periodo, algunas empresas reflejaron grandes rendimientos en el precio de sus acciones, como Tesla que aumentó de 48.95 a 844.55 dólares por acción, así como Mercado Libre que su precio pasó de 176.17 a 1,913.21 dólares. AMD fue otra de las emisoras ganadoras en Wall Street con un alza de 817.4%, PayPal con 507.86% de rendimiento y Nvidia con 400.92% de ganancia.

El sector tecnológico reforzó el auge bursátil de la administración Trump, donde Apple tuvo un alza de 326.10%, Amazon con 286.07% de incremento y Microsoft que aumentó 244.98% desde 62.74 dólares hasta 216.44 dólares en que se cotiza este martes.

Sin afectaciones

El reflejo del auge bursátil del periodo no se vio sesgado con la pandemia del Covid-19, y los inversionistas aún tienen grandes expectativas para el desempeño de los índices del mercado bursátil.

Barack Obama, quien ocupara la Casa Blanca antes que Trump, estuvo en el poder por ocho años, desde su entrada el 20 de enero de 2009 hasta el 2017. En su primer periodo de cuatro años el Dow Jones subió 71.7%, el S&P 500 avanzó 84.5% y el NASDAQ incrementó 117.6 por ciento.

En tanto, en su segundo periodo, el Dow se elevó 45.3%, el S&P 500 52.8% y el NASDAQ 77.2%, rendimientos menores a los de su primer mandato.

Es durante los ocho años de gobierno del presidente George W. Bush, de 2001 a 2009, que Wall Street sufrió caídas notables debido a la crisis económica de 2008, lo que desplomó la confianza de los mercados. 

De 2001 a 2005, el Dow Jones terminó con una baja de 1.1%, el S&P 500 descendió 12.4% y el NASDAQ cayó 26.2%, mientras que del 2005 al 2009 las caídas de las bolsas se profundizaron, en el caso del Dow Jones perdió 24.1%, el S&P 500 disminuyó 31.5% y el NASDAQ cayó 29.6% en cuatro años.

Este 20 de enero, Joe Biden tomará posesión como nuevo presidente de Estados Unidos. Es miembro del partido demócrata y será el líder del país a sus 78 años de edad. Ejerció como vicepresidente de Estados Unidos de 2009 a 2017, durante la administración de Barack Obama.

Expectantes

Carlos Hernández García, analista senior de Mercados Bursátiles en Casa de Bolsa Masari, comentó que “los mercados se encuentran esperando que el inicio del mandato de Joe Biden se desarrolle bajo un entorno de estabilidad tanto institucional como social, así como la generación de perspectivas positivas respecto a la pronta resolución de otro paquete de estímulo económico”.

Luis Alvarado, analista de Capitales de Banco Base, explicó que “no se espera particular volatilidad, todo lo que podría implicar el mandato de Biden fue descontado desde antes y hacia adelante sólo queda la aprobación del paquete fiscal en el congreso”.

Una de las prioridades del gobierno entrante es la aprobación del proyecto de ley de estímulo por 1.9 billones de dólares. El paquete de ayuda propuesto incluye 415,000 millones de dólares para reforzar la respuesta de Estados Unidos al virus y el despliegue de las vacunas para el Covid-19, alrededor de 1 billón de dólares en ayuda directa a los hogares y unos 440,000 millones de dólares para las pequeñas empresas y comunidades especialmente afectadas por la pandemia.

Aunque los estímulos generan una base para los mercados financieros y por tanto oportunidades para los inversionistas, “la inyección de liquidez sí podría generar distorsiones en los mercados financieros mediante un horizonte de mediano y largo plazo”, dijo el analista de Casa de Bolsa Masari.

Alvarado puntualizó que “el principal riesgo de Estados Unidos es una corrección marcada de la tendencia al alza que ya acumula varios meses, que sería desencadenado por un estancamiento en la aprobación de los estímulos en el Congreso, además de valuaciones elevadas del mercado financiero”.

ariel.mendez@eleconomista.mx