El Índice de Precios y Cotizaciones (IPC) de la Bolsa Mexicana de Valores concluyó el primer semestre del año con una pérdida de 3% o 963.5 enteros, para ubicarse en 31,156.97 unidades.

La caída de 6.3% del IPC al termino del segundo trimestre del 2010 borró la ganancia de 3.6% que acumuló el trimestre previo.

Lo anterior fue producto del nerviosismo por los problemas fiscales que enfrentan algunos países de la zona euro, lo que llevó a inversionistas a liquidar posiciones de activos riesgosos.

Al respecto, en su reporte semanal, Invex indica que la decepción en las noticias referentes al ritmo de la recuperación económica mundial; así como, la persistencia de varios factores de riesgo y la falta de coordinación que se avizora, entre los grandes bloques con respecto al enfoque para reducir los grandes desequilibrios fiscales, quitan incentivos a los inversionistas.

Los mercados perciben un riesgo elevado y descuentan una baja hacia adelante. Por lo pronto, los mercados, incluyendo el de México, operan con bajo volumen y sin definir algún movimiento. La extensión de la recuperación, después de la caída de mayo, parece haber terminado y consideramos que la posibilidad de rendimientos interesantes por el momento es reducida , aseguran.

Cabe destacar que el riesgo país de México, al cierre del primer semestre, repuntó 19 unidades a 183 puntos base, para terminar con dos semestres de descensos.

Toda vez que en el primer semestre del 2009, el índice de riesgo país se redujo en 129 puntos base y en el segundo semestre de ese año en 83 puntos base.

Tipo de cambio

En el mercado cambiario, el peso se ha mostrado más defensivo, al acumular una apreciación de 1.47% frente al dólar. Al respecto, Gabriela Siller especialista de Base Casa de Bolsa observó: El primer semestre del 2010 estuvo caracterizado por una alta volatilidad derivada de la preocupación por los altos déficit fiscales en la zona euro . Hacia el segundo semestre se espera seguir con volatilidad, pero en menor medida, lo que puede ayudar al peso , dice.

Agregó que los indicadores de México apuntan hacia una recuperación y los especuladores en el mercado de futuros apuestan a mayores apreciaciones del peso. No obstante, su comportamiento sigue sujeto a los indicadores y noticias económicos globales, en donde en particular preocupa el desempeño de la economía de China y la solvencia de los bancos europeos.

[email protected]

termometros