Las posiciones de extranjeros en firmas de acciones mexicanas listadas en las Bolsas locales disminuyeron en 45,983.3 millones de dólares de enero a mayo de este año, el mayor monto para un periodo similar en al menos una década, de acuerdo con datos del Banco de México.

En enero de este año el saldo de posición de no residentes en títulos de renta variable fue de 150,928.5 millones de dólares, mientras que en mayo el indicador se ubicó en 104,945.2 millones de dólares, una baja de 30.47 por ciento.

Un menor apetito por riesgo ante la pandemia del Covid-19 así como menores valuaciones debido a un efecto cambiario serían los factores que explican este fuerte desplome del saldo, según analistas consultados.

“Este indicador no solo toma en cuenta el número de acciones en manos de inversionistas, sino también el valor de estas. El Banco de México publica este dato en dólares, entonces también toma en cuenta el tipo de cambio”, comentó en entrevista Luis Alvarado, analista de capitales de Banco Base.

Esta es la mayor disminución en términos monetarios para el indicador en al menos una década, casi el doble de lo registrado en los primeros meses del 2018, cuando la tenencia de extranjeros en acciones locales bajó en 25,616.2 millones de dólares, de 164,065.4 millones de dólares en enero, a 138,449.2 millones de dólares a mayo de hace dos años.

Alvarado refirió que considerando el golpe en los mercados financieros por el coronavirus que ha sido de caídas profundas en marzo y de una fuerte depreciación en el tipo de cambio para el peso mexicano, es consistente esta disminución.

El peso tiene una depreciación de 17.78% en lo que va del año, el dólar cerró en 22.244 pesos por unidad, en comparación con los 18.886 pesos en que terminó el año pasado, sin embargo, el 23 de abril llegó a su máximo histórico en 25.135 pesos por billete verde, conforme cifras del Banxico.

El saldo de tenencias de renta variable mexicano en residentes foráneos tuvo su peor nivel hasta el momento en marzo, cuando se ubicó en 95,425.9 millones de dólares, al cierre de mayo aumentó en 9,519.3 millones de dólares.

Carlos Hernández, analista senior en Masari Casa de Bolsa recordó que en abril y mayo los mercados financieros registraron una volatilidad importante a nivel internacional, por lo que, al aumentar la percepción de riesgo entre los inversionistas, es común ver una salida en activos como las acciones, y más de mercados emergentes.

“El inversionista decidió salir del mercado nacional porque la perspectiva de contracción económica se vuelve más acentuado ante esta recesión económica global”, opinó Carlos Hernández.

“Fue un impacto super fuerte en los mercados financieros... de hecho se ve una recuperación en mayo pero no a niveles de febrero, el grueso de la caída se concentra en cuando fue un impacto fuerte por el coronavirus y a diferencia de otras Bolsas, el S&P/BMV IPC continúa más de 10% debajo del cierre del año y el dólar está por encima de los 22 pesos por dólar, estos dos factores fácilmente explican este dato”, aseveró Alvarado.

A pesar de la recuperación del saldo en los últimos dos meses, el analista de Masari advierte que persisten los riesgos para el mercado nacional e internacional, que podrían concretarse en un rebrote o incremento importante en el número de contagios que lleven a cierres en economías.

Atractivo de deuda gubernamental se reduce

Aunque la salida de flujos del extranjero en deuda de gobierno se moderó durante mayo, hay señales de que el atractivo de la deuda mexicana se estaría desvaneciendo en medio de riesgos e incertidumbre económica acentuada por la pandemia del Covid-19.

Así, durante el mes pasado se vendieron un total 34,844 millones de pesos, esto significó una caída mensual de 1.84% comparado con el registro de abril. Con ello, el valor total de activos de deuda mexicana en manos de extranjeros cayó a 1.86 billones, con lo que sigue ubicándose en su nivel más bajo desde abril de 2014. (Con información de Judith Santiago)

claudia.tejeda@eleconomista.mx