El Consejo de Administración de Grupo  Televisa determinó reducir 50% su salario en solidaridad con los empleados del grupo.

De acuerdo con la información proporcionada por la empresa, Bernardo Gómez y Alfonso de Angoitia determinaron reducir sus sueldos en 50%, en solidaridad con sus empleados.

En la llamada con inversionistas, después de presentar su reporte a la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), anunciaron lo anterior, y que a esta iniciativa se había sumado la totalidad de los miembros del Consejo de Administración de la empresa que preside Emilio Azcárraga Jean, quienes también verán reducida su percepción a la mitad.

“La iniciativa tiene por objeto evitar la pérdida de fuentes de empleo, ante los efectos que ha causado el coronavirus a la economía mexicana. La televisora de San Ángel, que es la productora de contenidos de habla hispana más importante del mundo, es el primer grupo de medios en México en tomar una decisión así, con el fin de proteger a sus empleados”, destacó la empresa en un comunicado.

También, la empresa propuso, ante la incertidumbre que existe a futuro, que someterá a la aprobación de sus accionistas, con el fin de aumentar su liquidez y como medida conservadora suspender el pago de dividendos durante el 2020.

Sólida liquidez

La empresa informó que cuenta con una sólida liquidez por 54,800 millones de pesos, y el vencimiento promedio de su deuda es a 15.8 años.

Sin embargo, los efectos del coronavirus aún son inciertos y se desconoce el impacto que tendrá en los negocios de la compañía, pues todo dependerá de la duración e intensidad de la pandemia, además de las medidas que adopten instancias de gobierno. Sin embargo, reitera que su más alta prioridad son sus empleados.

Todos los segmentos operativos de  la televisora, cable, SKY, contenidos y otros negocios, tuvieron utilidad positiva. En conjunto, las utilidades de la empresa alcanzaron 35.2% en el promedio de todos sus segmentos en el primer trimestre del 2020, registrando ventas totales por 23,228 millones de pesos en ese periodo.

Sin embargo, Televisa no pudo evitar ser una víctima más del coronavirus y reportar una pérdida neta de 8,900 millones de pesos, debido, principalmente, a la depreciación del peso y al ajuste de su participación en Univision. El segmento de cable fue el más destacado, cuenta con casi 13,000 unidades generadoras de ingreso, alcanzó ventas por 10,824.7 millones de pesos, 9.4% más que el periodo anterior, lo que significó 43.8% de las ventas totales de la empresa.

Contenidos fue el segundo lugar de sus segmentos en ventas, al reportar 6,727.6 millones de pesos, 27.2%, seguido de Sky con 5,405.3 millones de pesos, 21.9%, y las ventas de otros negocios con 1,756.5 millones de pesos, 7.1 por ciento.

Los segmentos de Cable y SKY tuvieron una sólida utilidad de 41.5 y 41.3%, 4,500 y 2,200 millones de pesos, respectivamente. Expertos consideran que el periodo de aislamiento puede fortalecer al segmento de telecomunicaciones de la empresa; se ha visto 40% aumentada la demanda de banda ancha por el trabajo en casa.

El liderazgo de los contenidos de Grupo Televisa, que ocupa 18 de los 20 programas más vistos de la televisión mexicana, la llevó también a un aumento en los ingresos de venta de programas y licencias, que compensó la baja en ventas de publicidad, debido a la pandemia y a una única recalendarización de las negociaciones de contratos de publicidad. Ahora, el impacto involucra el rating, lo que es más atractivo para el anunciante y significa un reto de mantener liderazgo para la televisora.

termometro.economico@eleconomista.mx