Los precios del cobre subieron el viernes ante la depreciación del dólar, pero el avance fue contenido por datos débiles de inversión y producción industrial en China, que provocó preocupaciones sobre la demanda.

Los operadores dijeron que el mercado estaba a la espera de oír más sobre los planes de Donald Trump para la economía de Estados Unidos tras su juramento como presidente.

El cobre referencial en la Bolsa de Metales de Londres cerró con un alza de 0.2%, a 5,748 dólares por tonelada, pero se encamina a su primera caída semanal desde antes del receso por Navidad.

El dólar perdió terreno tras la apertura de los negocios en Nueva York, lo que hizo más baratas las materias primas que cotizan en esa divisa para compradores fuera de Estados Unidos.

No obstante, se prevé que tasas de interés más altas para este año hagan que el dólar se aprecie por sobre máximos recientes.

El dólar será clave para los metales, que han sido notablemente resilientes, en parte por expectativas para la reconstrucción de Estados Unidos por parte de Donald Trump , afirmó el analista de SP Angel, John Meyer. Pero en algún momento debe hacerse sentir la realidad , agregó.

Entre otros metales industriales, el aluminio a tres meses cerró con un avance de 1%, a 1,845 dólares por tonelada, después de tocar un máximo de 20 meses de 1,852.50 dólares por tonelada por rumores de que China podría tener que recortar la capacidad de fundición debido a preocupaciones medioambientales.

El zinc cerró con una baja de 0.1%, a 2,767 dólares por tonelada; el plomo subió 1.1%, a 2,309 dólares por tonelada; y el níquel perdió 2.3%, a 9,700 dólares por tonelada.

El estaño perdió 2.3%, a 20,210 dólares por tonelada, por sobre un mínimo previo de dos meses de 20,020 dólares por tonelada. Operadores dijeron que el estaño estaba bajo presión por expectativas de mayores suministros y un incremento de los inventarios en almacenes aprobados por la Bolsa de Metales de Londres.