La Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), junto con autoridades financieras del país, afina nuevas medidas para ayudar a desarrollar el mercado bursátil mexicano, manifestó Paola Fragoso Contreras.

La titular de la Vicepresidencia de Supervisión Bursátil en la CNBV detalló que ahora se encuentran elaborando un diagnóstico para conocer la situación del mercado a fin de establecer las líneas de acción a implementar en coordinación con el Banco de México (Banxico) y la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).

“El esfuerzo del presidente Andrés Manuel López Obrador ha sido entablar una comunicación cercana con todos los gremios, incluido el bursátil, nos hemos reunido con todos ellos para analizar qué ha pasado con el mercado”, destacó la funcionaria.

En entrevista, mencionó que mucho se ha hablado de lo pequeño que es el mercado de valores, de la falta de inversionistas, pero también de la urgencia para motivar su desarrollo.

Actualmente, sólo 145 emisoras cotizan en el mercado accionario y otras 116 en el de deuda, mientras que las cuentas de inversión de las casas de Bolsa apenas rebasa 260,000.

Modernización

Fragoso habló de medidas para fortalecer el mercado de valores y destacó que una de las prioridades de la CNBV es aumentar la innovación en los servicios de intermediación bursátil, a través de medios digitales, para hacer más eficiente el proceso de contratación y, al mismo tiempo, facilitar el acceso a los diferentes productos financieros.

“Creemos que la innovación en medios digitales tiene que llegar a los servicios que otorgan los intermediarios para que más inversionistas lleguen al mercado de valores (...) Queremos tener asset management capacitados que puedan conformar fondos de inversión que den mayor rendimiento al inversionistas retail”, dijo Paola Fragoso.

“Teniendo la ventaja de la Ley Fintech, podremos adaptar todos estos medios digitales en cada uno de los modelos de negocio, desde la contratación de servicios, la asesoría y el perfilamiento”, señaló.

Otra iniciativa que continúan impulsando es la arquitectura abierta para detonar el mercado de fondos de inversión. Éste es un segmento del que poco se habla, pero alcanza alrededor de 2 millones y medio de contratos y representa cerca de 10% del Producto Interno Bruto nacional.

A través de esta medida, un inversionista puede tener acceso a cualquier fondo de inversión sin importar en qué operadora, distribuidora, banco o casa de Bolsa tenga su contrato.

La titular de la Vicepresidencia de Supervisión Bursátil de la CNBV recordó que recién emitieron una nueva disposición para no fijar un monto mínimo para acceder a un fondo.

Mayor demanda

Al preguntarle qué falta para profundizar al mercado de valores, la funcionaria opinó que se necesita una demanda más sofisticada de inversionistas y que la industria del well manager y asset management cobre un papel relevante.

“Todos los administradores de fondos profesionales, tipo fondos de inversión y afores, deberían ejercer un papel determinante sobre la calidad de productos financieros porque si piden un papel o valores mexicanos de mayor calidad, el rendimiento será mayor y los retail que participen en esas ofertas también se van a beneficiar”, expresó Paola Fregoso.

Añadió que hace falta crear una nueva base de inversionistas a través de una estrategia nacional de educación bursátil y en ese sentido colaboran estrechamente con la Condusef y la SHCP.

Del lado de las emisoras es fundamental fortalecer el gobierno corporativo, pero hay factores porque una empresa no llega a Bolsa, desde aspectos culturales, generacionales hasta de control familiar, pero si los empresarios y las potenciales emisoras reconocen los beneficios de ser públicos se logrará avanzar.

“Es demasiado ambicioso para una pequeña y mediana empresa financiarse a través de una Oferta Pública Inicial (OPI) en Bolsa, ese salto debe de ser gradual (y pueden empezar) en el mercado en deuda”, manifestó.

Alto potencial

Paola Fragoso, quien se ha especializado en temas bursátiles desde el 2001, está convencida de que el potencial que tiene el mercado de valores para crecer es “impresionante”.

Sin embargo, consideró que este desarrollo no depende únicamente de la regulación, pues se han hecho modificaciones, desde facilitar el acceso a ofertas a través de las afores y hasta innovando con productos alternativos como los Certificados de Capital de Desarrollo, Certificados de Proyectos de Inversión, los fibras inmobiliarios y de energía e infraestructura y recientemente las compañías de adquisiciones de propósito especial (SPACs, por su sigla en inglés).

“Regulatoriamente se han hecho modificaciones y queremos seguir escuchando al gremio para ver qué es lo que hace falta”, mencionó.

Incluso, recordó que a principios de este año el gobierno federal anunció medidas para impulsar el mercado de valores, como bajar el impuesto a 10 desde 35%, que una empresa paga por una OPI, además, aumentar la liquidez del mercado a través del préstamo de valores vía afores.

La funcionaria compartió que el gremio bursátil se ha unido al esfuerzo de generar nuevas ideas y aportar sus propios diagnósticos para dar impulso al mercado.

“Bienvenidas todas las propuestas que estén acorde a las condiciones de mercado que vive el país, a la regulación y a las mejores prácticas internacionales”, finalizó Paola Fragoso Contreras.

[email protected]