La farmacéutica estadounidense Bristol-Myers Squibb elevó sus previsiones de utilidades para el 2016 tras superar las estimaciones de ganancias e ingresos del primer trimestre, gracias a la fuerte demanda de su nuevo medicamento inmuno-oncológico Opdivo y a su fármaco Eliquis para prevenir coagulos.

NOTICIA: Bristol-Myers eleva pronóstico de ganancias para todo el año

La compañía reportó este jueves que sus ganancias netas subieron a 1,200 millones de dólares, o 71 centavos de dólar por acción, en comparación con la utilidad de 1,190 millones de dólares, o 71 centavos de dólar por papel, reportados en el mismo periodo del año anterior.

Excluyendo ítems extraordinarios, entre ellos costos por litigios, Bristol-Myers ganó 74 centavos de dólar por acción, muy por encima de la proyección promedio de analistas de 65 centavos de dólar por papel compilada por Thomson Reuters I/B/E/S.

Los ingresos se incrementaron un 9% a 4,390 millones de dólares, rebasando los cálculos de Wall Street de ventas por 4,350 millones de dólares. La cifra habría aumentado un 11% de no ser por la fortaleza del dólar, que reduce el valor de la facturación fuera de Estados Unidos.

NOTICIA: Amylin rechaza oferta de compra de Bristol-Myers

Motivado por los sólidos resultados, Bristol-Myers informó que espera ganancias para el año de entre 2.50 y 2.60 dólares por acción. En enero, proyectaba beneficios de entre 2.30 y 2.40 dólares por papel.

La mejoría en las proyecciones podría reflejar un crecimiento de ganancias de hasta un 29% respecto al año pasado.

erp