El bitcoin tocó el lunes un precio máximo histórico de 19,864 dólares, perforando el récord anterior alcanzado en diciembre del 2017, a medida que consolida una racha de fuertes ganancias iniciada este año.

Sin embargo, terminó la sesión en 19,376 dólares, un alza intradía de 13.95 por ciento.

El bitcoin ha ganado más de 170% en el 2020, alentado por una demanda de activos de riesgo en medio de un estímulo fiscal y monetario sin precedentes, el apetito por activos percibidos como resistentes a la inflación y expectativas de que las criptomonedas acaben logrando una amplia aceptación popular.

Monedas digitales más pequeñas como Ethereum y XRP, que a menudo se mueven en línea con el bitcoin, ganaban en el día 3.2  y 6.7%, respectivamente.

Según analistas, el mercado del bitcoin ha evolucionado desde 2017, ya que ahora contiene a un segmento activo de operaciones de derivados y servicios de custodia respaldados por importantes empresas financieras.

Estos cambios han permitido que inversionistas profesionales de fondos de cobertura incluyan a plataformas de inversión que busquen exponerse a las criptomonedas. Como resultado, en general el mercado ahora tiene mayor liquidez y menor volatilidad.

El anterior máximo del bitcoin -logrado tras un frenesí de compras de inversionistas del sector minorista en países desde Japón a Estados Unidos- llevó a la moneda digital a ganar más de 250% en solo 35 días, antes de perder 70% de su valor en menos de dos meses luego del pico tocado en diciembre del 2017.

Aunque el bitcoin fue concebido en el 2008 los primeros registros de su cotización datan de abril del 2010 a un precio de 0.03 centavos de dólar. Al año siguiente ya valía 1 dólar cada moneda virtual.

Muy volátil

“Avanzamos hacia un terreno desconocido, y este pequeño golpe de látigo podría hacer que la cotización aumente todavía más”, señaló Craig Erlam, analista de OANDA.

Creado como medio de pago descentralizado, y adoptado por expertos en inversiones alternativas, el bitcoin ya ha experimentado otros aumentos espectaculares, pero también caídas vertiginosas.

Este año, los fondos de inversión y los grandes bancos comenzaron a interesarse en las criptomonedas.

El bitcoin se ha beneficiado en las últimas semanas además de la ola de compras en todos los mercados, provocada por las medidas de reactivación económica implementadas por los bancos centrales para contrarrestar los efectos de la pandemia de Covid-19.

Sergey Nazarov, cofundador de Chainlink, dijo que esperaba que el precio finalmente superara los 100,000 dólares para finales del 2021 porque la narrativa del “oro digital” parece haberse normalizado.

Dijo que dos factores impulsarían su precio a más de  100,000 dólares. Por un lado, el aumento de la inflación y las opiniones cada vez más negativas de la política monetaria están llevando a personas e instituciones a buscar formas alternativas de preservar el valor de su capital.

Por otro lado, la creciente demanda de rendimiento y el auge de las “finanzas descentralizadas” o el sector de más rápido crecimiento en la industria de blockchain, está acelerando su crecimiento.

“En pocas palabras, la ecuación riesgo-recompensa está comenzando a cambiar de los activos financieros tradicionales que generan rendimiento, son menos riesgosos y son depósitos confiables de riqueza resistentes a la inflación, a bitcoin y varios criptoactivos”, dijo.

Datos sobre el bitcoin

• Bitcoin es una red consensuada que permite un nuevo sistema de pago y una moneda digital.

• Es la primera red entre pares de pago descentralizado impulsado por sus usuarios sin una autoridad central.

• De la misma manera que nadie controla la tecnología detrás del correo electrónico, bitcoin tampoco tiene propietarios. Lo controlan los mismos usuarios.

• Aunque los programadores mejoran el software, no pueden forzar un cambio en el protocolo de bitcoin porque todos los demás usuarios son libres de elegir el software y la versión que quieran.

• El bitcoin  es  una aplicación móvil o de escritorio que provee un monedero que permite enviar y recibir bitcoins . Pero detrás de cámaras, la red bitcoin comparte una contabilidad pública llamada “block chain”.

• La autenticidad de cada transacción esta protegida por firmas digitales correspondientes a las direcciones de envío, permitiendo a todos los usuarios tener control  al enviar bitcoins.