Anheuser-Busch (AB) InBev, líder mundial de la cerveza que cerró a finales del 2016 su fusión con la británica SABMiller, anunció este jueves un aumento de su beneficio neto de 72% en el primer trimestre.

El grupo belgo-brasileño, que alcanzó un beneficio neto de 1,458 millones de dólares de enero a marzo del 2017, señaló que en el primer trimestre del año pasado se vio "impactado por los costes de prefinanciación de la adquisición" de SAB Miller, su antiguo rival y número dos del sector.

"La integración de SAB continúa a un ritmo constante, con 252 millones dólares de sinergias realizadas en el primer trimestre", indicó el gigante cervecero, que no dio detalles sobre su objetivo de beneficios para el 2017.

De enero a marzo, su beneficio de explotación subió de 5.8%, hasta 4,809 millones de dólares, a pesar de los malos resultados en Brasil, uno de sus principales mercados.

"El contexto político y macroeconómico en Brasil sigue siendo difícil y estimamos que los volúmenes del sector cervecero de este trimestre retroceden", agregó.

erp