Amazon pronosticó este jueves unas ventas para el trimestre navideño muy por debajo de las expectativas de Wall Street, ya que un mercado laboral ajustado y la escasez de suministros dificultan que los minoristas mantengan sus estantes abastecidos, lo que hacía caer sus acciones cerca de un 3 por ciento.

El gigante del comercio electrónico prevé que las ventas del cuarto trimestre se sitúen entre 130,000 millones y 140,000 millones de dólares. Los analistas esperaban 142,050 millones de dólares, según datos de IBES de Refinitiv.

Los minoristas se enfrentan a la escasez de suministros de todo tipo, desde juguetes, zapatillas Nike hasta computadoras portátiles, lo que les dificulta abastecer sus estantes para la temporada de fiestas.

Amazon tampoco cumplió con las expectativas de ventas del tercer trimestre, que crecieron al ritmo más lento desde el comienzo del brote de Covid-19, ya que los consumidores volvieron a las tiendas después de haber comprado en línea desde sus hogares durante más de un año.

Las ventas netas totales fueron de 110,810 millones de dólares en el tercer trimestre, finalizado el pasado 30 de septiembre, frente a los 96,150 millones de dólares del año anterior.

Los analistas habían previsto 111,600 millones de dólares, según los datos de IBES de Refinitiv.