Aunque la epidemia del coronavirus tendrá un impacto negativo en el turismo, así como en los precios de los metales y el crudo, y en el desempeño de  aerolíneas y otras empresas, su afectación dependerá de la duración y campo de influencia del virus.

“El coronavirus impactará en la economía china este año; sin embargo, el nivel de la afectación dependerá de la duración e intensidad de la crisis de salud”, destacó la calificadora de deuda Fitch Ratings en un reporte.

Sin sonar catastrófica, la calificadora indicó que el coronavirus se propaga más rápido que el SARS que afectó al mundo en el 2003, y las prohibiciones de viajes y trabajo han sido más agresivas en China.

El gigante asiático, uno de los dos más grandes motores del mundo, podría desacelerar su economía. El PIB de la nación, que se esperara creciera 5.3% de manera interanual el primer trimestre del año, se vería afectado en 0.2 puntos porcentuales, de controlarse la emergencia.

Sin embargo, Fitch Ratings destacó que de extenderse, el PIB del segundo trimestre en China podría ubicarse con un repunte de 3.2% de manera interanual, lo que tendría una mayor afectación en la economía.

Aerolíneas, destinos turísticos, empresas, petróleo y metales podrían verse afectados por la pandemia, pero dependerá del avance del problema. Este domingo se informó que se encontraron 70 casos más de personas infectadas en el crucero Diamond Princess, aislado en Yokohama, Japón.

Fitch Ratings no espera que los perfiles de crédito de la mayoría de las empresas de la región Asia-Pacífico (APAC) se vean significativamente afectados si el impacto del virus es de corta duración.

Sectores presionados

Para la calificadora, los sectores que se verían más afectados dentro de la región APAC son el de aerolíneas, turismo, hotelería, juegos, venta minorista, sector automotriz, energía, metales y minería.

Industrias como el sector automotriz se verán afectadas. China consume alrededor de 30% de los 74 millones de autos que se venden anualmente en el mundo y la demanda en esa nación disminuirá.

Metales y petróleo, principalmente

Commodities, bajo presión por epidemia

El petróleo mexicano tiene coberturas; una baja en el precio generaría más IEPS: Citibanamex

El contagio del coronavirus ha renovado las preocupaciones sobre las perspectivas de crecimiento económico, particularmente en China, pues dicho país es un importante proveedor y consumidor de metales básicos, así como uno de los principales importadores de mineral de hierro por su gran industria siderúrgica, que representa 53% de la producción mundial de acero, señala Moody’s en un estudio.

Pero, desde finales del 2019, los precios de los metales han caído fuerte. El cobre, por ejemplo, ha retrocedido 9.7% desde el 31 de diciembre del 2019 hasta el 31 de enero de este año, exhibiendo, incluso,el declive más precipitado de los metales ferrosos.

Moody’s indica que esto es un revés, luego de que el acuerdo comercial China-Estados Unidos fase 1 ayudó a que el precio de los metales creciera hacia finales del año pasado.

Expone la calificadora que el 2019 fue un “año retador” para la industria, con presiones comerciales y preocupaciones de carácter geopolítico y económicos, que dominaron el sentir de los inversionistas y con precios volátiles durante la mayoría del año, antes de comenzar su tendencia alcista en diciembre.

Agrega que mientras que el aluminio, zinc y níquel han visto afectados sus fundamentales por distintos motivos y por movimientos en los precios, no quedaron inmunes al coronavirus. Todos los metales industriales han visto caer los precios desde mediados de enero de este año, aunque la caída del níquel ha sido más pronunciada que la de las otras dos aleaciones.

Afectará al petróleo

Fitch Ratings explica que el brote del virus podría frenar el crecimiento de la demanda de crudo si sigue expandiéndose, lo que llevaría a un excedente de producción a medida que el bombeo crezca en Brasil, Noruega y Estados Unidos.

La magnitud del excedente dependerá de la duración del brote y de la capacidad que tengan los miembros de la OPEP y sus aliados de ajustar sus niveles de producción.

Para Citibanamex, Petróleos Mexicanos no se verá afectado, pues el gobierno tiene coberturas para los ingresos petroleros del 2020, incluso con menores precios internacionales podría haber un aumento en la recaudación del IEPS.

Aerolúneas suspendieron operaciones

Sector aéreo, entre los más afectados

El coronavirus ejercerá presión en el desempeño de las aerolíneas, especialmente en las de la región Asia-Pacífico (Apac), señaló Fitch Ratings.

Advierte que la duración, escala y expansión geográfica del brote determinarán el impacto en los perfiles crediticios del sector.

Será clave la fortaleza de los perfiles financieros de las firmas aéreas y su exposición a la región Apac en su habilidad para absorber el shock; es decir, tendría que aumentar sustancialmente el virus para que tenga un impacto significativo en la cantidad de viajes de los pasajeros a escala mundial.

Fitch espera que las aerolíneas chinas y de otros países asiáticos serían las más afectadas por el coronavirus. Las tres principales líneas aéreas de China, controladas por el gobierno, se enfocan principalmente en viajes domésticos, muy afectados por la epidemia. Cuatro empresas aéreas de Hong Kong, incluida Cathay Pacific, reducirán sus servicios desde y hacia China continental en al menos 50%, como parte de un acuerdo especial con el gobierno de Hong Kong.

La exposición al coronavirus de las aerolíneas europeas es manejable, según Fitch Ratings, con 25% de su capacidad dedicada a vuelos a la región Apac, sobre todo por parte de Turkish Airlines, Air France-KLM y Lufthansa.

En el caso de las estadounidenses, éstas tienen una limitada exposición a la región Apac. Las aerolíneas de EU y Europa calificadas por Fitch tienen sus balances con suficiente liquidez y cuentan con métricas de crédito sólidas, por lo cual serán capaces de absorber, de manera temporal, la caída en la demanda.

En China y el mundo

Empresas tendrán problemas de liquidez: Fitch

Según Fitch Ratings, la epidemia del coronavirus tendrá un impacto negativo en las operaciones de varios sectores corporativos tanto en China como en otras regiones.

De hecho, algunas compañías enfrentarán problemas de liquidez, especialmente aquellas con débil perfil crediticio y altas necesidades de financiamiento en el corto plazo; sin embargo, las medidas tomadas por las autoridades de China para facilitar el acceso a canales de financiamiento aliviarán ciertas presiones sobre los corporativos.

La calificadora no espera que los perfiles crediticios de la mayoría de organizaciones en la región Apac se vean significativamente deteriorados si el impacto por el virus es de corto plazo. Pero muchas empresas se enfrentarán a presiones en sus calificaciones si el coronavirus no es contenido en el primer trimestre de este año.

Para las empresas de la región Apac, Fitch ve como los sectores más expuestos el de aerolíneas, turismo y hotelería, juegos, minoristas no alimenticios, energía y metales y minería. Específicamente a nivel local, la calificadora espera que todos los sectores donde involucren a consumidores chinos en lugares públicos se verán afectados mientras continúe la crisis.

Estos incluyen retail, turismo, transporte y hotelería. Adicionalmente, aquellas industrias dependientes de trabajadores migrantes, como construcción y automotriz, se verán afectadas porque se enfrentan a un éxodo de trabajadores, los cuales no regresarán hasta que el virus sea contenido completamente.

El desarrollo de vivienda seguirá siendo el sector clave del desarrollo, sobre todo porque dichas empresas tienen 40% de los bonos en el extranjero emitidos por China que vencen entre febrero y diciembre de este año.

Fitch cree que el impacto en la venta de casas será limitado si la epidemia dura poco, debido a que enero y febrero son meses lentos para la construcción de casas. Pero los efectos en el sector serán más profundos si el coronavirus es contenido hasta abril.

[email protected]