Los accionistas de Liberty Media aprobaron este martes la compra de la Fórmula 1, algo que no obstante debe recibir el visto bueno de la Federación Internacional del Automóvil (FIA), anunció el grupo estadounidense en un comunicado.

Durante una asamblea general extraordinaria en la sede del grupo en Englewood (Colorado, oeste), los accionistas dieron su anuencia a la operación de 8,000 millones de dólares, que había sido anunciada en septiembre, lo que coloca a uno de los deportes más observados del mundo bajo el control del magnate John Malone.

estrategias@eleconomista.mx