ACS destaca hoy en positivo en el Ibex. La constructora festeja en Bolsa que su filial australiana Cimit anunciara ayer un beneficio de 580.3 millones de dólares australianos (543 millones de euros) en el ejercicio 2016, un 11% más que un año antes.

"Las acciones de Cimit ya reflejaron al cierre de la sesión de ayer en Australia el buen sabor de boca que han dejado sus cuentas, con un avance superior al 7%, y hoy le toca el turno a la matriz española", explica Jorge Lage, bróker de CM Capital Markets.

En realidad, es la filial alemana de ACS, Hochtief, la que posee el 72.7% de Cimic y los títulos de la compañía germana también cotizan al alza en la Bolsa de Fráncfort, con subidas superiores al 1 por ciento.

Deutsche Bank le da un potencial del 20%

Además, ACS se beneficia en Bolsa de una mejora de recomendación por parte de Deutsche Bank, que recomienda comprar el valor y ha elevado su precio objetivo hasta 35.70 euros, lo que supone dar un potencial alcista cercano al 20 por ciento.

Con el avance de hoy, ACS enfila los máximos de 2015 que tocó el pasado 3 de enero en los 30.24 euros. Los expertos confían en que la compañía logre conquistar esta cota y toque nuevos récord a medio plazo ya que piensan que el valor tiene bazas a su favor para seguir comportándose bien en el parqué.

Exposición a EU

Sergio Puente, analista de XTB explica que ACS es una de las empresas con mayor exposición a Estados Unidos: el continente americano supone más de la mitad de la cifra de negocio de ACS. "Se prevé que pueda beneficiarse, y mucho, del anunciado plan de infraestructuras en el que Donald Trump invertirá 140,000 millones de dólares", señala Puente.

Además, la compañía sigue adjudicándose contratos que le dan visibilidad en este mercado, según Renta 4. En total, los contratos que la compañía tiene en EU superan el 37% del total del grupo, según Bankinter. Ayer mismo ACS anunció que se ha adjudicado una obra de 1,400 millones en Nueva York.

Mejora posición financiera

Por otro lado, los expertos valoran especialmente la reducción del apalancamiento de esta compañía. Según previsiones de la empresa, la deuda neta se situará a final de año por debajo de los 1,600 millones, equivalente a 0.8 veces el ebitda anualizado, una de las ratios más bajas del sector.

Y por último, los analistas consideran que los precios actuales de cotización son una oportunidad clara de entrada ya que ACS cotiza con descuento frente a sus competidoras. Cuenta con un PER (relación precio/beneficio por acción) de 12 veces, frente a las 20 veces de la media de las constructoras españolas y las 32 veces del sector europeo del DJStoxx600.

Con todo ello, el 81% de las 22 firmas de inversión que sigue a la compañía aconsejan comprar sus títulos y ninguna de ellas recomienda venderlos.

estrategias@eleconomista.mx