El 2014 no fue un buen año para la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), sobre todo en términos del nivel alcanzado por el Índice de Precios y Cotizaciones (IPC), el cual terminará con una marginal ganancia con respecto al cierre del 2013, reconoció Pedro Zorrilla, director general adjunto del mercado bursátil.

En entrevista, admitió que la reciente volatilidad internacional fue lo que afectó a los mercados. Nadie esperaba un cierre de esta dimensión en términos del IPC, pero así son las bolsas .

Incluso, consideró que las primeras semanas del 2015 tampoco serán muy favorables, pero al final, los mercados son un reflejo del ánimo de los inversionistas .

Sin embargo, pronosticó que para el transcurso del próximo año se esperarían por lo menos 15 nuevas colocaciones, entre las que se incluyen ofertas públicas iniciales, follow on y algunas fibras.

Pedro Zorrilla admitió que en los últimos meses del 2014 algunas empresas decidieron postergar su salida al mercado accionario, debido a que el escenario a nivel internacional se complicó y la mayoría de las bolsas de valores, incluida la BMV, registró ajustes importantes a la baja .

Es una realidad, dijo, que las naciones de economías emergentes sufren un poco más el reacomodo de portafolios, lo cual no favoreció la posibilidad de incorporar nuevos instrumentos de riesgo.

Insistió en que la volatilidad generó una expectativa de aumento en tasas y los altos precios del petróleo desanimaron a los tomadores de títulos y a quienes ofrecen las acciones.

Persiste la confianza

Sin embargo, enfatizó que las necesidades de financiamiento ahí están y tenemos confianza en que volverá el dinamismo a los mercados .

Zorrilla consideró que en el 2014 el financiamiento de deuda fue bueno, sin ser algo excepcional, porque se esperaba más actividad .

De acuerdo con cifras de la BMV, en este año se concretaron apenas cinco ofertas públicas: Alsea colocó 6,899 millones de pesos en acciones; Pinfra 8,499 millones de pesos; Grupo Hotelero Santa Fe debutó en el mercado bursátil con una oferta pública inicial por 750 millones de pesos y en el último mes del año Rotoplas hizo lo propio, con 4,470 millones de pesos.

En el 2013, se concretaron 13 ofertas públicas accionarias por 107,619 millones de pesos. Entre las emisoras que colocaron se incluyen a Cultiba por 3,945 millones de pesos; Grupo Sanborns por 12,088 millones de pesos; IEnova por 7,416 millones de pesos; Hoteles City Express por 2,916 millones de pesos; OHL México por 6,994 millones de pesos; Vesta por 2,866 millones de pesos; Inbursa por 12,549; OMA por 2,760 millones de pesos; Banorte por 31,987 millones de pesos; Volaris por 5,145 millones de pesos; Grupo Lala por 14,055 millones de pesos; Interacciones por 4,209 millones de pesos y Actinver por 689 millones de pesos.

Reformas ayudarán

Pedro Zorrilla insistió en que las reformas estructurales apoyarán al mercado. Además, junto con las actividades de promoción que se prevén para la BMV se espera un mayor dinamismo y profundidad .

Por ejemplo, en principio hay una mayor integración de todas las áreas vinculadas a emisoras en proceso de listado; hay garantía y niveles de servicio a intermediarios, así como una ventanilla única del grupo BMV.

Hace unas semanas, la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) emitió disposiciones que tienen como objetivo facilitar las colocaciones en el mercado de valores mexicano.

La autoridad pretende que las emisoras puedan colocar cualquier clase de valores, pero al amparo de un solo programa, con lo que se busca también incentivar a las empresas listadas en la BMV.

Incluso, la CNBV planea presentar reglas para ofertas públicas restringidas; es decir, se buscará que éstas se enfoquen sólo a cierta clase de inversionistas institucionales, tal como ocurre en otros países.

La autoridad reguladora del sistema financiero mexicano también emitió disposiciones que obligan a las bolsas de valores que operen en el país a contar con un capital mínimo de 25 millones de Unidades de Inversión (Udis), que en la actualidad equivalen a 130 millones de pesos, con el fin de reducir y eliminar riesgos ante cualquier incumplimiento por parte de estos intermediarios.

La medida también aplicará para las Instituciones para el Depósito de Valores (Indeval), cuyo capital mínimo será de 20 millones de Udis.

Para las contrapartes centrales de valores, que en este caso es el Mexder, será también de 20 millones de Udis, que al valor vigente de este indicador asciende a 104 millones de pesos.

IPC

IPC

[email protected]