Ciudad de México/Londres. El entorno que quedará asentado después del azote del Covid-19 será completamente distinto al que conocimos en el marco del 2020 y por lo tanto, las alianzas geopolíticas tendrán a reconfigurarse, México no será la excepción.

Entre los mecanismos que México tendrá que buscar se encuentra la Unión Euroasiática. El prestigioso think tank Chatham House apunta que la dimensión comercial del planeta ha sido reconfigurada por China dejando las kilométricas distancias entre naciones a un lado.

México podría desarrollar un acuerdo de entendimiento con la Unión Euroasiática como lo han realizado los integrantes de la Alianza del Pacífico, revela un estudio sobre geopolítica latinoamericana del think tank británico.

Una de las variables que puede detonar este tipo de integración es la difícil situación económica que prevalecerá cuando la mayor parte de la población mundial se encuentre vacunada, quizá entre 2022 y 2023, apunta el estudio.

“Para paliar la crisis económica se observarán entre 2021 y 2022 múltiples alianzas entre países y bloques”, apunta el estudio.

Uno de los bloques que tiene mayor expectativa de crecimento es precisamente la Unión Euroasiática. Se trata de una organización supranacional del espacio económico de Eurasia, constituido por Armenia, Bielorrusia, Kazajistán, Kirguistán y Rusia, entre otros países.

geopolitica@eleconomista.mx