San Francisco. Un videomontaje como el que atribuía declaraciones racistas al candidato presidencial demócrata Joe Biden a principios de año ya no debería ser posible con las nuevas normas que anunció Twitter. Uno de los tuits en los que se compartió ese video fue visto más de 1 millón de veces.

Twitter anunció que retirará o etiquetará las fotos y videos falsificados en su plataforma, después de que otras redes sociales tomaran medidas similares para luchar contra la desinformación, en el contexto de la campaña electoral en Estados Unidos.

La plataforma quiere centrarse en los contenidos modificados, como los montajes de video o de audio, que buscan engañar al público o pueden perjudicar a la gente, incitando a la violencia o vulnerando su libertad de expresión, por ejemplo.

A partir del mes de marzo, la red social retirará o etiquetará esos contenidos y podrá también reducir la visibilidad de los mensajes o añadir contexto.

En los últimos meses, la mayoría de las redes sociales recurrieron a la inteligencia artificial y a personas para luchar contra la desinformación, desde las falsas noticias hasta los llamados deepfakes, que consisten en fotos o videos manipulados hiperrealistas.

El cambio llegó por la presión de las autoridades europeas y estadounidenses, después de que campañas de manipulación en redes sociales intentaran influenciar la opinión pública en comicios como las presidenciales estadounidenses o el referéndum sobre el Brexit en Reino Unido.

“Esa nueva norma se añade a otras numerosas” decisiones para regular Twitter, recordó Yoel Roth, responsable de la integridad de la plataforma. “Impedimos la propagación de imágenes y videos de contenidos sexuales fabricados o falsificados”.