El presidente Donald Trump afirmó que su abogado personal Michael Cohen lo representó “en este loco asunto con Stormy Daniels”, tras haber negado previamente el conocimiento de un pago que Cohen le hizo a la actriz porno, quien dice haber tenido un amorío con Trump.

Trump habló por teléfono con el programa televisivo Fox & Friends. Hace semanas dijo a reporteros que no sabía nada de un pago de 130,000 dólares que Cohen le hizo a Daniels antes de las elecciones presidenciales del 2016 a cambio de su silencio sobre el presunto encuentro en el 2006.

Argumentando que Cohen era uno de sus “numerosos abogados”, Trump dijo: “Michael (Cohen) me representa a mí en algunas cosas. Me representa a mí... como en ese acuerdo loco de Stormy Daniels, él me representa”, dijo Trump en la entrevista telefónica. Y añadió que “por lo que veo no hizo nada malo. No hubo fondos de campaña”. La conexión telefónica pareció interrumpirse segundos después de que Trump mencionó a Daniels.

Cohen es objeto de una investigación federal en Nueva York sobre sus negocios personales. Trump dice que se le informó que él no está involucrado.

El abogado de Daniels, Michael Avenatti, respondió: “Otro regalo del cielo en este caso (...) Es una admisión enormemente dañina hecha por el presidente”, dijo Michael Avenatti en MSNBC.

“El señor Trump y el señor Cohen le dijeron previamente al pueblo estadounidense que el señor Cohen actuó por su cuenta y que el señor Trump no sabía nada del acuerdo con mi representada, el pago de 130,000 dólares, etcétera. Como lo pronostiqué, ahora se ha mostrado que eso es completamente falso”.

Avenatti dijo: “Esto va a añadir un impulso considerable a nuestras gestiones para que el presidente declare bajo juramento a fin de descubrir cuál versión de los hechos es cierta”.

El miércoles, Cohen dijo que se acogería a su derecho constitucional contra la autoincriminación en una causa civil presentada por Daniels, quien busca invalidar el acuerdo de confidencialidad.

Cohen le ha pedido a un juez federal en Los Ángeles que aplace el caso, luego que agentes del FBI allanaron su casa y sus oficinas este mes. Daniels está demandando además a Cohen por difamación.

Daniels ha ofrecido devolver los 130,000 dólares y dice que el acuerdo es legalmente inválido porque solamente fue firmado por ella y por Cohen, no por Trump.