Washington. Estados Unidos sancionó al empresario colombiano Alex Saab y a los hijastros del presidente Nicolás Maduro, entre 10 personas y 13 empresas a las que acusó de orquestar “una red de corrupción” en el programa de comités locales de abastecimiento y producción (CLAP) de subsidios alimentarios del gobierno de Venezuela.

El Departamento del Tesoro informó que Saab se aprovechó de contratos sobrevalorados vinculados a los CLAP venezolanos, en una confabulación que incluye a Walter, Yosser y Yoswal Gavidia Flores, hijos de la primera dama Cilia Flores, así como a compañías fantasma en todo el mundo y operaciones ilegales en el sector del oro en Venezuela.

“La red de corrupción que opera el programa CLAP ha permitido a Maduro y a sus familiares robarle a los venezolanos. Utilizan los alimentos como una forma de control social, para recompensar a los partidarios políticos y castigar a los opositores, mientras se embolsan cientos de millones de dólares a través de una serie de esquemas fraudulentos”, dijo el secretario del Tesoro, Steven Mnuchin.

EU ha incrementado en los últimos meses las sanciones contra el gobierno de Maduro.

Al agravarse la crisis económica, el gobierno de Venezuela creó en el 2016 un programa para proporcionar alimentos subsidiados a los pobres, que Saab y un socio comercial organizaron para que los alimentos se importaran “a la tasa más rentable para ellos”, indicó el Tesoro.

“A sabiendas de Maduro, Saab recogió ganancias sustanciales e importó sólo una fracción de los alimentos necesarios para el programa CLAP”, expuso el texto.

Las sanciones de este jueves alcanzan al colombiano Alvaro Pulido (antes conocido como Germán Rubio), socio de Saab; su hijo Emmanuel Rubio, facilitador del envío de alimentos no perecederos de México a Venezuela; José Gregorio Vielma, exministro venezolano de Comercio Exterior y exgobernador del estado Táchira.